Se conmemoran 116 años del nacimiento del autor de «El Principito»

    Hoy como cada 29 de junio desde el año 1900, se conmemora el nacimiento de  Antoine de Saint-Exupéry, quien fue un célebre escritor y aviador francés, autor de varias obras pero la más famosa y recordada es ‘El Principito’. Esta fecha ha sido celebrada en redes sociales como Twitter, donde Saint-Exupéry, nacido en el seno de una familia de aristócratas de Lyón (Francia), y desaparecido en julio de 1944 cuando pilotaba un avión del Ejército francés, ha sido trending topic del día. Considerado un libro para niños, pero que encanta más a los adultos, ya que trata temas profundos como el sentido de la vida, la soledad, la amistad, el amor y la pérdida. Llena de experiencias autobiográficas, esta novela corta es el libro francés más leído y más traducido del mundo.

    Blom

     

    Antoine de Saint-Exupéry, generó incertidumbre sobre los personajes de su más famosa obra “El Principito”, dentro de la cual los críticos han encontrado muchos simbolismos de la vida de Saint-Exupéry, aquí te revelamos las semejanzas que descifran los críticos que hay entre los personajes del libro y el autor:
    El Piloto, personaje principal del relato, obviamente está basado en el escritor.
    El Zorro, quien acompaña al Principito en su viaje, está inspirado en un fénec (o zorro del desierto). El autor conoció este animal cuando trabajaba como piloto postal en vuelos por el norte de África.
    La Rosa, el objeto más preciado del Principito, está inspirada en su esposa Consuelo. El planeta donde se encuentra la Rosa está rodeado por tres volcanes; este lugar representa a El Salvador, país natal de Consuelo, conocido como «la tierra de los volcanes». Así mismo, el autor revela sus dudas sobre la naturaleza del matrimonio y la fidelidad en el pasaje en que descubre un campo de rosas en su visita a la Tierra.
    El Principito podría estar basado en una versión más joven de Saint-Exupéry, aunque algunas personas creen que fue inspirado en el hijo del aviador Charles Lindbergh, quien vivía cerca del piloto francés y con quien entabló una buena relación.
    Los Baobabs, árboles que destrozan planetas con sus raíces, simbolizan al nazismo y sus intentos por dominar al mundo.

    Otro dato interesante es que Saint-Exupéry, también dibujaba y fue él quien realizó las ilustraciones de «El Principito». Antes de ser piloto, Antoine estudió Arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de Francia, aunque nunca terminó la carrera. El autor nunca se consideró bueno en el dibujo, algo de lo que se burla El Piloto al inicio de la obra.

    Para recordarlo seleccionamos algunas frases de Saint-Exupéry en la obra “El Principito”, para que las disfrutes y así conmemoremos un año más del nacimiento de tan reconocido autor, quien a pesar de haber muerto joven tuvo tiempo de convertirse en leyenda, formando parte de los escritores más famosos del mundo y sus obras se mantienen en el tiempo. ¡Disfrutalas!:

    1. «Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo un motivo importante para ello: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otro motivo, además: esta persona mayor puede entenderlo todo, hasta los libros para niños. Tengo aún un tercer motivo: esta persona mayor vive en Francia, donde padece hambre y frío. Tiene mucha necesidad de ser consolado. Si todos estos motivos no son suficientes, quiero, entonces, dedicar este libro al niño que una vez fue esa persona mayor. Todas las personas mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan)».
    2. «Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos».
    3. «Las palabras son fuente de malentendidos».
    4. «Caminando en línea recta, uno no puede llegar muy lejos».
    5. «Nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números».
    6. «Se debe pedir a cada cual lo que está a su alcance realizar».
    7. «He aquí mi secreto: solo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible a los ojos».
    8. «A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial».

    CACTUS24 (29/06/2016)