Detenido en Hungría el gran narco de Brasil que fingió su muerte para esquivar la cárcel

Anuncios Google

El mayor narcotraficante de Brasil, y uno de los más potentes que ha pasado por Galicia, Sérgio Roberto de Carvalho , cayó este martes en Budapest, Hungría, después de tres años huido y con las policías de medio mundo siguiendo sus pasos.

Blom

 

Sérgio Roberto de Carvalho, que en España se hacía llamar Paul Wouter y organizó un alijo de 1.700 kilos de coca que tenía previsto entrar por Galicia en el 2018, portaba en el momento de la detención un pasaporte de México y su aspecto no ha variado mucho del que tenía en España antes de huir a Portugal para, luego, moverse de forma clandestina por Europa hasta su detención, a manos de agentes de Europol, la DEA de los EE.UU. y de la policía de Hungría. 

En Galicia, concretamente en la Fiscalía Antidroga en Pontevedra, Carvalho tiene un asunto abierto por fingir su muerte para evitar ir a juicio por los 1.700 kilos de coca del Titán III, decomisado en el 2018. El Greco Galicia de la Policía Nacional gestionó ese operativo y lo arrestó. Ingresó en prisión y fue puesto en libertad tras pagar una fianza. Fue entonces cuando se conoció su identidad real, gracias a la coincidencia de las huellas digitales. Él negó todo y comparecía en los juzgados cada vez que lo reclamaban. Pero todo cambió cuando se conoció el escrito de acusación de la Fiscalía, que le pedía 13 años y seis meses de cárcel. A los tres días, murió a causa del covid. Su abogado incluso presentó un certificado de defunción, que, con el tiempo, se demostró que era falso.  

Sérgio Roberto de Carvalho se fugó a Portugal, de donde también tuvo que huir para evitar ser detenido en el marco de una operación internacional organizada por Brasil y el país vecino. Desde entonces, se lo había tragado la tierra. Nada concreto se sabía de él, de ahí que siguiera libre y traficando pese a las órdenes internacionales de arresto que lo cercaban. Ahora, tendrá que responder por varias de procedimientos en su país, Brasil, en Portugal y, a mayores, el de Galicia, donde se le consideraba el máximo responsable de la operativa criminal. Hace pocos meses, la UCO de la Guardia Civil mermó su organización con una operativo que implicó el decomiso de varias toneladas de cocaína y la detención de uno de sus lugartenientes. Él, otra vez, logró escapar, hasta hoy.

Un magnate internacional del narcotráfico

El balance de la operación Enterprise, por la que tuvo que escapar de Portugal, no puede ser más revelador para dimensionar la capacidad laboral de Carvalho. Solo entre el 2017 y el 2019, sumando los decomisos de 70 operaciones, la cifra se eleva a 49.000 kilos de cocaína decomisados. Basta analizar el origen de los alijos, citados en la documentación del juzgado de Curitiba, para constatar otra demostración de fuerza en Carvalho y las organizaciones a sus órdenes. La cocaína procede de los tres principales productores del mundo: Colombia, Perú y Bolivia, reseña La Voz de Galicia.

CACTUS24 22-06-22

Anuncios Google