Náufrago paraguanero regresó a tierra y la vida gracias a un bidón

Anuncios Google

Blom

 

Tras el accidente náutico y conforme pasaban las horas, el desaliento reinó en algunos que dudaban que Adrián González pudiera salir de la mar con vida. No obstante, quedó demostrado que la última palabra la tiene Dios y que como dice la canción del cantor Alí Primera: A Dios rogando, pero remando hasta llegar a la orilla.

Adrián González, amistosamente conocido como “Chucky”, dejó a todos perplejos este viernes cuando, pasadas casi 48 horas del accidente, eludió a la muerte aferrándose y más bien amarrándose a un bidón de gasolina.

En el sector La Macolla lo avistaron y ayudaron a llegar a la orilla, siendo luego referido al ambulatorio Simón Bolívar de Pueblo Nuevo.

“Chucky” había sido dado por desaparecido la noche del miércoles 18 de mayo tras la colisión entre un bote pequeño y otra embarcación de mayor dimensión. El accidente náutico se reportó en Cujicito, adyacente a Punta Macolla donde llevaban a cabo la faena de pesca.

Un bidón de gasolina y una tapa de un frízer habrían sido los objetos a los cuales se aferró a la vida el residente de la calle Piar de Punta Cardón. Nadaba un rato y descansaba aferrado al recipiente que lo ayudó mantenerse a flote, y vivo, para dicha propia y de sus familiares que celebran su regreso a la vida.

Valga recordar que producto del accidente, dos compañeros de pesca de Adrián González resultaron heridos.

Redacción: Gerardo Morón Sánchez/ Cactus24 (20/05/2022).

Anuncios Google