“La Dulce mano de la Nona”, obra virtual que abre paso a dos actores venezolanos en Colombia

Gladys Prince y Juan Carlos Lira tienen ya una carrera artística hecha en Colombia a pulso de su trayectoria, dedicación y esfuerzo. Y como la mayoría de los artistas se han reinventado en medio de la pandemia, lo que hasta ahora les ha dejado mucho aprendizaje.

Blom

 

Conversar con ambos es un verdadero viaje al optimismo y al relajamiento, y es que aunque ambos reconocen que no ha sido fácil , afirman  que siempre hay una fórmula para adaptarse a los nuevos cambios mientras la “ nueva normalidad”, que va paso a paso, llega a la industria del entretenimiento.

Gladys ,actriz quien recientemente se alzó con el premio  ACACV2020 ,nos dice que con esta obra pretenden distraer y relajar al público del mundo y también seguir manteniéndose activa, consciente de que el teatro es contacto humano( face to face) y aunque las redes no lo son del todo, permiten un acercamiento efectivo.

«Tengo muchos años trabajando con Juan Carlos y de verdad estoy contenta de vivir aquí en Bogotá, donde ya tengo dos años», asegura.

Sin embargo, aclara “no me he olvidado de mi Venezuela porque sigo trabajando para darlo todo y representar lo mejor de mí con trabajo y dejar bien parado a mi país.

Y con ello coincidió Lira quien respondió que «yo tengo felizmente tres años aquí en Colombia donde me han recibido muy bien y siempre ando con bastante actitud positiva».

La obra -explican- inicia de una necesidad económica ya que “la nona” quedó sin empleo y debía, como todos, cumplir una serie de obligaciones, lo que la coloca prácticamente contra la pared.

A partir de allí, comienza la tarea de buscar trabajo hasta que se topa con un negocio especialista “para relajar al público masculino” y la  pone a prueba, tanto en lo personal como en lo emocional, hasta el punto de que “la nona” se vio obligada a evaluar y reevaluar  su  capacidad de aprendizaje, reinvención, sobrevivencia y resiliencia.

«A veces jugamos a las personas sin saber», acota Juan Carlos Lira, «y generalmente no sabemos por qué actúa de esa manera, qué le lleva a hacer algo…en fin no nos ponemos nunca en los zapatos del otro. Por eso debemos aprender y ayudar sin distingos».

El objetivo de la obra, coinciden Prince y Lira,  es mantener vivo el teatro a través de la plataforma Zoom, apoyar a los artistas, los más golpeados de la pandemia, y al talento venezolano en el exterior.

Para estos actores Venezuela siempre será su país, son muchos los sueños que les falta por concretar y así nos respondieron a las preguntas: 

Gladys Prince:

-¿Un país y un sueño no concretado?

_Venezuela y Australia, porque en este último país está mi hijo a quien tengo cuatro años y medio que no lo veo.

-Un mensaje para todos los venezolanos en el mundo

_Crean mucho en los valores y principios que les inculcaron sus familiares.Creer en lo que hacen, así sea limpiar zapatos, hay que trabajar con pasión buscando siempre dentro de ustedes.

Juan Carlos Lira

-¿Un país?

_Venezuela, siempre Venezuela será mi país.

-¿Un sueño no concretado?

_México, vivir y actuar, ganarme a los mexicanos   y ser dirigido por el director de la película Roma.

-Un mensaje para todos los venezolanos en el mundo

_Que hagamos las cosas bien para que no estén hablando lo que no es de los venezolanos.

Esta puesta en escena, que en un futuro cercano será grabada, está producida por la también venezolana Paola Herrera y tendrá su primera función oficial este viernes 16 de octubre a las 7 de la noche.

La información sobre entradas y costos pueden bajarse de los links en las bio de los artistas en sus cuentas de Instagram las cuales son @juancarloslira @gladysprinceactriz @paolaherrera.

Mira la entrevista completa:

Cactus24 (16/10/2020)