martes, noviembre 29, 2022
InicioEl DatoEl caso de sadismo y perversión de niño larense del que habla...

El caso de sadismo y perversión de niño larense del que habla toda Venezuela

La casa 19 ubicada en la manzana O-5 de la urbanización Las Sábilas, al Norte de Barquisimeto, estado Lara, es hoy el hogar más viral de Venezuela. Justo ahí, en el área de comedor, ocurrió hace más de dos años un hecho abominable, de sadismo, pedofilia e infanticidio frustrado que durante 24 meses permaneció guardado en la memoria de un celular y desde el 22 de noviembre quedó grabado en la memoria de los venezolanos que siguen en el territorio y los que están dispersos por el mundo.

La víctima, un niño de seis años que, desafortunadamente le tocó vivir en un hogar en el cual el consumo de drogas, la violencia y delinquir, era la norma.

Su abuela Yelitza Elena Páez, alias «Chicho», es una de las sindicada del atroz acto, un acto de violencia extrema como el que ella misma sufrió y denunció el 19 de diciembre del 2009 cuando fue víctima de violencia física, psicológica y patrimonial por parte de su pareja (KP01–S-2009-005678). Su misma pareja, oriundo de Punto Fijo, estado Falcón, volvió a ser detenida el 10 de agosto del 2010 en la manzana N de La Sábilas por un fallido robo durante el cual lesionó a una mujer.

El niño además tiene un tío que el 19 de junio del 2004 cayó preso en la avenida Vargas con Andrés Bello, sector que venía azotando. Por porte ilícito lo sentenciaron a reglas de conducta por un año. El 28 de agosto del 2006, siendo soldado de la 13 Brigada de Infantería le incautaron en su cubículo 21 envoltorios de droga, tipo crack. En el 2007 volvió a ver arrestado por robo de vehículo automotor (KP01-P-2007-007782).

No solo una abuela y tío con pasado delictivo tenía el niño, sino también dos tías y otros familiares con mentalidad perversa como Katherine Solcari Lucena Páez, de 30 años y Aldimar Alina Lucena Páez, de 25 años (con antecedentes de droga), dos de las otras tres mujeres involucradas en el hecho, además del responsable de grabar el vídeo quien no ha sido identificado por el Cicpc pero que se presume del mismo entorno de la familia.

Desafortunadamente para las autoridades policiales, entre ellas el Cicpc Lara que apenas salió el video en las Redes Sociales realizó un trabajo investigación junto al CONAS, la Dirección de Investigación Penal de la Policía Nacional Bolivariana que permitió ubicar el sitio del hecho, tres de las responsables del acto de sadismo abandonaron el país hace dos años en tanto otra permanecería en Barquisimeto, misma condición del autor del video.

Pese a encontrarse fuera de las fronteras patrias, el Fiscal General de la República, doctor Tarek Williams Saab adelantó que tras la identificación están en proceso las órdenes de aprehensión nacional y en proceso la Alerta Roja en la Interpol de manera que al ser detenidas fuera del país en el que se encuentren, sean extraditadas a Venezuela donde les aguarda una celda y una condena de 30 años, si es que logran salir airosos de la «bienvenida» que le puedan dar los demás presos. Un caso de maldad, perversión y sadismo que no quedará impune.

Lo más popular