Hungría rechaza sanciones de la UE contra el gas ruso

Anuncios Google

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, recalcó este viernes el peligro que puede acarrear para su país vetar el suministro de gas y petróleo por parte de Rusia, como parte de las sanciones que la Unión Europea (UE) prevé imponerle al Kremlim.

Blom

 

El mandatario europeo se refirió al impacto como una “bomba atómica” que dañaría la economía nacional de Hungría y a la que se rehúsan, puesto que dependen en un 65 por ciento del recurso ruso.

«Tendríamos que gastar cientos de miles de millones de florines para renovar un sistema de refinación de petróleo que no necesitamos ahora», subrayó el jefe de Gobierno en alusión al coste en moneda nacional que representa para su nación.

Propuso, en cambio, llegar a un nuevo acuerdo que evite inversiones costosas a los países europeos que tienen como suministro principal de gas y petróleo a Rusia.

Las sanciones a Rusia rechazadas por el gobernador húngaro forman parte de un sexto paquete de sanciones que la Unión Europea pretende aplicarle al presidente ruso Vladimir Putin como reprimenda por la operación militar que realiza en Ucrania.

Dichas restricciones fueron divulgadas en un borrador el pasado miércoles por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Hungría rechazó también la propuesta de sanciones al rector de Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kiril, quien es juzgado por apoyar las decisiones del Gobierno ruso durante el conflicto armado.

En materia económica, Orbán expresó que no desea enfrentarse a la UE, “sino cooperar, pero esto solo es posible si tienen en cuenta nuestros intereses».

Esta semana, el portavoz del gobierno húngaro, Zoltán Kovács, rechazó la prohibición del gas ruso y alegó que no existe “ningún plan o garantía sobre cómo se podría gestionar una transición basada en las propuestas actuales y cómo se garantizaría la seguridad energética de Hungría”.

Cactus24/ 06-05-2022

Anuncios Google