Presunto asesino en serie de Bilbao se entrega a las autoridades

Anuncios Google

El presunto asesino en serie, identificado como Nelson David M. B., de nacionalidad colombiana de 25 años, se entregó este jueves a la era hasta la tarde del jueves la Ertzaintza (policía autonómica del País Vasco), quien sería el hombre más buscado por la muerte de cuatro homosexuales en Bilbao, aunque se investigan ocho casos más, según EFE.

Blom

 

A última hora de la tarde del jueves tras difundirse su identidad y su fotografía el sospechoso se entregó en la comisaría de Irún, explicando que lo hacía tras verse señalado con su nombre y su imagen en los medios de comunicación y para colaborar y esclarecer lo sucedido.

No obstante, según fuentes de la Policía autónoma vasca, negó su relación con los hechos que en principio se le atribuyen.

Nelson, del que no había rastro desde diciembre, contactaba utilizando el alias ‘Carlos’ con miembros de la comunidad gay a través de web de citas como Wapo y Grindr, quedaba con las víctimas, les suministraba éxtasis líquido en dosis letales, según se constató en un caso sucedido en octubre pasado, y tras hacerse con sus claves bancarias les desvalijaba las cuentas.

Sin embargo, solo constaba contra él una orden de busca y captura dictada en marzo por el Juzgado de Instrucción 6 de Bilbao por un delito de lesiones. Ni busca y captura nacional ni internacional por esos otros crímenes. Eso significa que puede haberse movido con libertad por todo el país y fuera de nuestras fronteras desde hace meses. La requisitoria judicial llegó, como es habitual, a todos los cuerpos policiales, pero está restringida a ese delito y en la misma no hay ninguna información de que sea sospechoso de varias muertes.

Desde que una de sus víctimas lograse zafarse del agresor en diciembre pasado e interpusiera una denuncia en la capital vizcaína, los agentes de la Ertzaintza siguen la pista a un joven latinoamericano de 25 años, que llegó a España hace “más de tres años” y ha solicitado asilo, según fuentes policiales. Quedó detenido y el juez decretó el secreto de las actuaciones.

Nelson Daniel pidió asilo en 2019 pero se le denegó meses después por lo que estaría en situación irregular en España, además de contar con un antecedente por estafa en 2019 cuando lo detuvo la Ertzaintza y lo reseñó. A la pregunta de si estamos ante un asesino en serie, las fuentes consultadas no tienen dudas. La certeza se basa en el seguimiento del modus operandi que llevan meses analizando. No ha trascendido si además de utilizar las tarjetas de algunas de sus víctimas, o de todas, también arrambló con objetos de valor de esas viviendas. 

Cactus24/ 05-05-2022

Anuncios Google