Condenado a 686 años de cárcel por abusar de menores en España

Anuncios Google

La Audiencia de Madrid ha condenado a 686 años de cárcel a un hombre acusado de engañar a través de redes sociales, como Whatsapp o Instagram, a un centenar de menores para abusar sexualmente de ellos. La Sección Cuarta de la Audiencia Madrileña le condena a 686 años y 19 días de prisión, frente a la condena de 1.324 años que solicitaba la Fiscalía.

Blom

 

La sentencia considera probado que José Ángel S.R. violó a doce menores, siete de ellos de forma continuada, y abusó sexualmente de tres, dos de ellos también de forma continuada. También se le condena por 98 delitos de captación y utilización de un menor de edad con fines pornográficos, 74 delitos de difusión de material pornográfico a menores de edad, 25 delitos de exhibicionismo, 13 de delitos de corrupción de menores de 16 años y un delito de tenencia de pornografía infantil.

La Sala le absuelve, no obstante, de 59 delitos de ciberacoso, tres delitos de abusos sexuales y otros dos de corrupción de menores. El Tribunal considera probado que el ahora condenado, nacido el día 5 de junio del 1991, sin antecedentes penales, cometió esos delitos entre el 9 de noviembre del 2015 y el 3 de septiembre del 2018.

Utilizaba redes sociales como Instagram y grupos de WhatsApp para contactar con menores de 16 años, con la idea de intercambiar imágenes pornográficas, y en ocasiones haciéndose pasar por una chica menor de edad: así los menores, en la creencia de que se estaban comunicando con una joven de su edad, mantenían conversaciones «crudamente libidinosas» que el acusado impulsaba para producir excitación sexual.

En tal contexto, José Ángel S. enviaba al correspondiente menor fotos y vídeos de una chica menor de edad desnuda y masturbándose, y obtenía así imágenes similares del joven. En algunas ocasiones, si creía que podría tener éxito, proponía crear un trío con la supuesta joven y con un amigo de esta que no era sino el propio procesado.

En este escenario insistía a los menores para que primero quedaran directamente con ese amigo para mantener relaciones sexuales si luego querían hacerlo con la chica. Si los menores se resistían les ofrecía dinero o regalos para que accedieran.

En otras ocasiones el acusado se presentaba en redes sociales como un joven menor de edad y lograba de esta manera engañar a algunos chicos, con los que intercambiaba mensajes de texto de contenido sexual. También ofreció a algunos dinero o regalos, consiguiendo a veces mantener relaciones con ellos.

También llegó a mostrarse en ocasiones como lo que realmente era, un hombre mayor de edad que quería intercambiar imágenes de contenido sexual, consiguiendo a veces su objetivo de quedar con ellos.

Por todo ello le condena a los casi 700 años de cárcel, además de prohibirle acercarse a los menores y mantenerle en libertad vigilada tras salir de prisión durante decenas de años. También le inhabilita para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores de edad.

CACTUS24 03-05-22

Anuncios Google