Madrid en alerta tras brutal fin de semana entre bandas latinas

Anuncios Google

Dos muertos a machetazos y un herido grave en tres peleas diferentes el pasado fin de semana en Madrid han desencadenado una ofensiva de las autoridades para evitar venganzas entre pandillas juveniles de raíces latinas.

Blom

 

La Guardia Civil anunció el jueves que once personas fueron detenidas como sospechosas de pertenencia a los Dominican Don’t Play (DDP), una banda surgida en Nueva York en los años 80, replicada en las calles del sur de Madrid, y enfrentada a los Trinitarios, también de origen dominicano, surgida en la misma época en la ciudad estadounidenses.

Según el comunicado de las autoridades policales, entre los detenidos, se encontraban los tres presuntos responsables del asesinato en un barrio del sur de Madrid el sábado por la noche de un joven de 25 años de origen colombiano, «perteneciente a la banda Trinitarios», según el comunicado policial. Además, ese mismo día, un muchacho de 15 años caía muerto frente a una discoteca próxima a la principal estación de trenes de Madrid, Atocha, y otro de 17 años resultaba gravemente herido por cuchilladas en el norte de la capital, incidentes que la Policía enmarcó en peleas entre bandas.

«No es algo puntual»

La delegación del gobierno de Madrid ya ha anunciado el despliegue de más de 500 policías para «detectar e identificar a los miembros de las bandas», un dispositivo que tratará de contener los impulsos de venganza. Lo del pasado fin de semana «no es una cosa puntual, viene de hace 4 o 5 años, de enfrentamientos que no se han cortado, que responden a una conflictividad interna de estos grupos, a menudo a escisiones», dijo al respecto Carles Feixa, antropólogo de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. 

Por su parte, el consejero de Interior de la región de Madrid, Enrique López ha admitido que «tenemos un problema con las bandas», dijo en una entrevista en Telemadrid. Según la edición de 2021 del Observatorio de Bandas Latinas, un informe elaborado por el evangelista Centro de Ayuda Cristiano, 2.500 jóvenes están adscritos a estos grupos en Madrid, una quinta parte de ellos menores de 13 años.  La «captación en los centros de enseñanza ha crecido durante la pandemia de coronavirus al estar cerradas» las discotecas, que eran «puntos de captación de las  bandas», afirmaba este informe sobre unas bandas que mueven casi 10 millones de euros en cuotas de pertenencia. 

Cactus24 11-02-22

Anuncios Google