Puente Ayala: Preso muere en extrañas circunstancias

De una posible convulsión o de un envenenamiento son las teorías que se manejan con relación al fallecimiento de Jorge Alberto Vicent Rodríguez, un convicto del Centro Penitenciario José Antonio Anzoátegui, conocido como Puente Ayala localizado en Barcelona.

Un tío del difunto, que no quiso revelar su identidad, se trasladó a la morgue del Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf) para exigir que a su familiar se le practique una autopsia para determinar las causas de su muerte.

Blom

 

El Pariente dijo que en horas de la tarde del lunes 20 de mayo recibió la fatal noticia. Contó que al preguntarle a los funcionarios de la policía científica qué había sucedido con su sobrino, éstos le respondieron que había convulsionado y luego se le fue la vida de un paro respiratorio, de acuerdo a la declaración que ofrecieron los privados de libertad.

Vicent se encontraba sentado junto a varios compañeros del penal en la sala de talleres cuando cayó al piso y comenzó a temblar. No presentaba marca de violencia en su cuerpo.

“Jorge no tenía enemigos en la cárcel y no estaba enfermo», expresó el doliente.

Una fuente extraoficial, sin embargo, manifestó que posiblemente la víctima fue envenenada por sus compañeros.

Por robo

Familiares aseveraron que el muchacho tenía dos años preso en Puente Ayala por el robo de un teléfono celular.

Indicaron que Jorge Alberto era oriundo de Cumaná, estado Sucre, pero se había trasladado para Puerto La Cruz a vivir con su abuela. En la localidad conoció y se enamoró de una joven que, supuestamente, “ lo condujo por el mal camino».

“El que no agarra consejo no llega a viejo», fue la frase que dijo el tío del joven al referirse a los reiterados consejos que le daban para que no caminara por las calles de la delincuencia.

La santa sepultura se la darán al individuo en el estado Sucre, donde residen sus padres y sus cuatro hermanos.

CACTUS24 21-05-19