EEUU supera el millón de casos de coronavirus

El número de casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos superó el millón el martes -un tercio del total mundial-, pero pese a todo algunos estados empezaron a relajar las restricciones para ayudar a reactivar una economía golpeada por la pandemia.

Blom

 

Ante la previsión de una tasa de desempleo de más del 16% en abril hecha por el asesor económico del presidente Donald Trump y el enojo de muchos ciudadanos por estar confinados en casa, cerca de una decena de estados empezó a reiniciar sus economías pese a la falta de pruebas para identificar el virus a gran escala.

Expertos en salud pública han advertido que un levantamiento prematuro de las políticas de distanciamiento social podría provocar un aumento de las nuevas infecciones.

Más de 56.000 personas en Estados Unidos murieron a causa del COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el virus, un promedio de aproximadamente 2.000 al día este mes, según un recuento de Reuters.

El número de infectados confirmados en Estados Unidos superó el millón y se duplicó en 18 días. Se cree que el número real es mayor y funcionarios estatales de salud pública advierten que la escasez de personal capacitado y de insumos limita la capacidad de realizar tests, dejando muchos casos sin registrar.

Cerca del 30% de los casos ha ocurrido en el estado de Nueva York, el epicentro del brote en el país, seguido por Nueva Jersey, Massachusetts, California y Pensilvania.

Georgia, en la vanguardia de los estados que están reabriendo sus negocios, permitió el lunes cenas en restaurantes por vez primera en un mes. El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el lunes que dejaría expirar las órdenes de confinamiento y comenzaría a reabrir por fases negocios como restaurantes y tiendas minoristas a partir del viernes.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, se reunió con Trump en la Casa Blanca y dijo que hará un anuncio el miércoles sobre cómo relajar las restricciones en su estado. DeSantis afirmó que revisará los reportes de la fuerza especial creada en su estado antes de hacer el anuncio.

Los gobernadores de otros estados, como Nueva York, han aplazado el alivio de las restricciones por temor a que puedan alimentar una segunda ola de infecciones.

“Todos hablan de reabrir. Lo entiendo”, dijo el gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, agregando que no se deberían tomar decisiones basándose en política, emociones o reacciones a protestas.

“Queremos reabrir, pero queremos hacerlo sin infectar a más gente o sobrepasar el sistema hospitalario”, dijo Cuomo en su comparecencia diaria, agregando que la cifra de muertes en su estado aumentó en 335 en el último día.

El modelo de la Universidad de Washington, que suele ser citado por funcionarios de la Casa Blanca y autoridades de salud pública, revisó al alza su cifra de muertes proyectadas en Estados Unidos a más de 74.000 personas para el 4 de agosto, comparado con su estimación previa de 67.000.

 

Cactus24 29-04-20