Consecomercio: el sector comercial va directo al colapso total

“¿Dónde están las 40 empresas del sector pesquero; donde están los centrales azucareros que tiene el gobierno; por qué no tenemos azúcar si el Ejecutivo tiene la mayoría de los centrales azucareros?”, se preguntó Cipriana Ramos, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio).

Blom

 

Para esta experta en el área aduanera, “las expropiaciones mataron al sector primario”, indicando con ello los negocios y fincas, por ejemplo, que han sido expropiadas.

“Hay una gaceta oficial que publica una resolución creando el conglomerado de alimentos, en los cuales se disponen 295 empresas entre las expropiadas por el gobierno nacional y las creadas. ¡Y ninguna está funcionando!”, señaló.

Ramos aseguró, en torno al reciente anuncio de incremento salarial, que la medida conducirá al cierre del sector comercio y servicios.

“Ese aumento llevará al colapso porque la mayoría de nuestros productos están regulados. Una farmacia, por ejemplo, que vende artículos a precios regulados, ¿cómo hace para pagarle a una regente, pues, por ley, está obligada a tener una regente allí? Si tengo tres turnos debo tener a una regente en los tres turnos. ¿Cómo con productos regulados voy a pagar un incremento salarial?”, alertó.

Cifras que pesan

La declarante informó que, pese a no manejar cifras, de acuerdo con estimaciones emanadas de la Cámara de Comercio del Zulia, unas 10 empresas dejan de operar a diario en todo el país. Esto puede complementarse con guarismos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que sostienen que entre enero y abril pasado desaparecieron 1.648 empleadores.

“El gobierno destruyó con las expropiaciones al sector primario; luego, con los controles de cambio y los controles de precio, acabó casi totalmente al sector secundario. El sector terciario, que somos nosotros, sobrevivimos porque había productos importados”, destacó, enfatizando que, a tenor de declaraciones ofrecidas recientemente por el presidente de Conindustria (Juan Pablo Olalquiaga), “estamos en un poco más del 30 por ciento en líneas de producción y las importaciones han disminuido 93 %”, acotó.

Además, la ejecutiva alude a la estabilidad jurídica como una de las aristas fundamentales para alcanzar la atmósfera de confianza requerida.

Dijo que en Venezuela hay mucha gente dispuesta a invertir, pero existe una incertidumbre ante el actual gobierno.

“¿Cómo inviertes en un repuesto si el gobierno te va a decir en cuánto lo puedes vender independientemente de cuál haya sido tu inversión?”.

Subrayó, igualmente, cual advertencia al sector comercio, “que cuando hay estas crisis y tu proveedor de confianza ya no te está suministrando el producto, pierdes a ese proveedor; y surgen proveedores nuevos. Pero, es necesario estar muy pendientes con los productos que se adquieren”, aconsejó.

Finalmente, reiteró que los agremiados avalan la eliminación de controles como salida al atolladero. “Nosotros, en Consecomercio, hemos sido muy claros en nuestras propuestas: la libertad económica es la que nos va a ayudar a salir de la crisis, ese ha sido nuestro mensaje siempre. Hemos venido manifestándoles a los venezolanos que nosotros sin libertad no vamos a salir de la crisis. Venezuela quiere cambiar, Venezuela no se va a dejar morir”, expuso.

 

Cactus24 (18/08/2016).