Activada planta para la producción de combustible en el CRP

La planta Hidrodesulfuradora 3 (HDAY3) de la Refinería Amuay fue puesta en marcha luego de la fabricación en el Taller Central Centro de Refinación Paraguaná (CRP) de PDVSA , de un dispositivo recolector y redireccionador de gases para el compresor de gas C301 que permite procesar 85 mil barriles diarios de VGO (gasóleo al vacío), componente indispensable para producir combustibles que abastecen el mercado nacional.

Blom

 

HDAY3 es la planta encargada de procesar el VGO que alimenta la unidad de Craqueo Catalítico Fluidizado (FCC por sus siglas en inglés), la cual produce los combustibles y cuya operatividad se vio mermada desde 2017 al vencerse unos sellos mecánicos cuyos repuestos no pudieron adquirirse debido al bloqueo económico imperialista que el gobierno de Estados Unidos aplica contra Venezuela.

El compromiso y la creatividad de los trabajadores del CRP se mostraron en el talento del ingeniero Domingo Álvarez, con 38 años de experiencia en la Industria, quien plasmó en papel una alternativa para arrancar la planta.

“Surgió la necesidad y se me ocurrió esta idea, ya que en los últimos dos años los sellos del compresor C301 habían sido intervenidos en varias ocasiones, pero las reparaciones no detenían la falla”, declaró Álvarez. Por esta razón, se conformó un grupo de trabajo con las gerencias de Operaciones, Técnica y Mantenimiento, responsable de concretar la creación e instalación de un equipo asociado al compresor y garantizar cero por ciento de gases a la atmósfera.

Hecho en el CRP

Oscar Ramírez, gerente de Ingeniería de Procesos, comentó que el manejo de campo realizado por el grupo ejecutor permitió que todo saliera de acuerdo a lo estimado: “Evaluamos los pro y contra, hicimos los estudios de factibilidad para garantizar un desempeño confiable y seguro. Fueron alrededor de tres semanas de estudios y pruebas, porque se estaba haciendo algo diferente y único”.

El orgullo por haber concretado este esfuerzo es compartido por el equipo de Taller Central del CRP, encargado de la fabricación del dispositivo en acero al carbono, cuyo gerente, Henry Suárez, ratificó el éxito del trabajo en equipo pues “se realizaron mejoras en el diseño original para asegurar una mejor precisión, además de reparar los seis sellos mecánicos  del compresor C301”.

“Todos unidos podemos hacer esto y más”, expresó el superintendente de Hidroprocesos, José Núñez, mientras recuerda la instalación de las diferentes piezas del equipo en la planta que garantizan hoy la operatividad, sin ningún tipo de emanaciones.

Lo alcanzado por los trabajadores es un estímulo para fabricar nuevos equipos para otros compresores o plantas del CRP y cualquier refinería. “Es una gran responsabilidad y un enorme esfuerzo. Es importante mantener esa constancia para que el éxito se refleje en los diferentes procesos”, destacó el jefe de la planta, Ely Díaz.

Prensa Pdvsa

Cactus24 (14-06-2019)