A Camila la violaron y torturaron antes de abandonarla en un canal de agua al sur de Valencia 

Las investigaciones están adelantadas y las sospechas se confirmaron: Camila fue violada y torturada. En varios barrios del sur de Valencia todavía se habla sobre la desaparición y asesinato de la niña y es que las circunstancias que rodean el caso quedarán grabadas en la memoria de los vecinos y pone en alerta a las muchas madres. 
 
Desde el mismo 31 de enero, cuando desapareció Camila de una campaña de cristianos en Bicentenario III, muchos sospechaban de un sujeto que estaba montado en bicicleta en la esquina de la calle Bolívar. Muchos señalaban a “Gavilán” como el presunto responsable que la pequeña no fuese encontrada por el barrio durante varias horas, así que los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) no dudaron en ir tras él para interrogarlo y, desde entonces, permanece detenido. 
 
Después que Camilia fue hallada sin vida la mañana del sábado en un canal de agua en Trapichito, una vecina del barrio se atrevió a destapar la olla: “Gavilán” había abusado de su pequeña hija. El historial policial que tiene por otra violación lo involucraba más en este nuevo caso. Aunque hasta ahora no confiesa su responsabilidad sobre el asesinato de la niña de 4 años.  
 
Tras el resultado de la autopsia, se conoció que Camila fue violada y que tenía signos de tortura en el pecho producidas  con cigarrillos. Aunque el papá de la víctima lo negó. Incluso, los estudios hablan de abuso antiguo. 
 
Por ahora, “Gavilán” sigue detenido en el Cicpc por estar implicado en una violación de vieja data. Hasta que no confiese su presunta responsabilidad en el caso de Camilia o puede ser presentado ante la justicia por otro caso similar y por homicidio.
 
Heberlizeth González