martes, mayo 28, 2024
InicioEspecialesLa declaran muerta, pero despierta en el coche fúnebre antes de llegar...

La declaran muerta, pero despierta en el coche fúnebre antes de llegar al crematorio

Una mujer que se creía muerta se despertó en su coche fúnebre momentos antes de que estuviera a punto de ser incinerada.

Días antes, Bujji Aamma, de 52 años, de Berhampur, India, había resultado gravemente quemada en un incendio en su casa el 1 de febrero.

Fue llevada al Hospital y Facultad de Medicina MKCG para recibir tratamiento, con quemaduras que cubrían la mitad de su cuerpo. Regresó a su casa, pero quedó en muy mal estado.


Debido a la mala situación económica de la familia, no pudieron llevarla a otro hospital para recibir tratamiento adicional y unos días después, el lunes, no abrió los ojos.

El marido de Aamma, Sibaram Palo, creyendo que había muerto, dispuso que la llevaran al lugar de cremación en un coche fúnebre.


Le dijo a Times of India: «Pensamos que estaba muerta e informamos a otros en la localidad que prepararan una furgoneta fúnebre para llevar el cuerpo al lugar de cremación».

Una mujer, K Chiranjibi, que acompañaba a Aamma en el coche fúnebre dijo que casi habían terminado de montar la pira funeraria cuando ella abrió los ojos.

Chiranjibi dijo: «Al principio estábamos asustados porque nunca habíamos visto un incidente así, aunque habíamos oído algunas historias».

El conductor del coche fúnebre, Khetrabashi Sahu, que originalmente recogió el «cuerpo» de Aamma en su casa a las 9 de la mañana, fue llamado para recogerla, viva y respirando, del campo de cremación sólo media hora después.

La llevaron a casa en el mismo coche fúnebre.

Según el crematorio, los lugareños no necesitan presentar un certificado de defunción para realizar los últimos ritos de un miembro de la familia.

Los últimos ritos son muy importantes en la cultura india y están muy ligados al entorno natural.

Cuando la persona muere, el cuerpo se coloca sobre una estera de pasto o en el suelo. Esto simboliza la muerte que ocurre dentro de los brazos de la tierra.

Se vierte un agua especial en la boca del difunto, se encienden velas y se coloca un cuenco de arroz cerca del cuerpo.

Luego el cuerpo debe ser llevado al crematorio con los ojos tapados.

Afortunadamente, la familia de Bujji Aamma evidentemente pasó por alto este detalle, lo que les permitió verla abrirlos.

Esta no es la primera vez que alguien despierta de entre los «muertos» en la India.

El año pasado, en octubre, se creía que un bebé recién nacido había nacido muerto.

Cactus24//26-02-2024

Abre este enlace para unirte a Telegram y Facebook

Lo más popular