Muere un hombre y otro resulta herido tras ser succionados por un boquete en el suelo de una piscina

Anuncios Google
La tragedia sorprendió a los asistentes durante una fiesta privada con 50 personas en  una localidad del centro de Israel. El suelo de la piscina cedió mientras algunos empleados se bañaban y dos personas fueron engullidas por el sumidero. Un hombre logró salir, pero otro de 32 años fue hallado muerto por los equipos de rescate tras una búsqueda de cuatro horas entre los escombros.
Ante el temor de un segundo derrumbe durante las labores de rescate, se construyó una estructura de apoyo para evitar que la superficie de la piscina continuara abriéndose. «El nivel del agua empezó a bajar de repente y se abrió un agujero que arrastró a dos personas al interior», contó un testigo a la cadena Channel 12. En el momento de la tragedia, seis personas se encontraban bañándose en la piscina.

La policía israelí informó que se abrió una investigación sobre la muerte y que estaba revisando si la piscina funcionaba con la debida licencia. Además, distintos servicios de emergencia rastrearon la zona en busca de otros derrumbes.

Anuncios Google