13 personas se encuentran detenidas por la desaparición y muerte del profesor Carlos Lanz

Anuncios Google

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, anunció que por el secuestro y asesinato del profesor Carlos Lanz se encuentran detenidas 13 personas.

Blom

 

Indicó que la sobreconfianza de los responsables ayudó al esclarecimiento del crimen, ocurrido en agosto de 2020.

Señaló que la desaparición de Lanz fue una espeluznante trama, que mezcló un coctel de terror, con múltiples móviles criminales.

Resaltó que se le quiso dar visos políticos y repercusión internacional a su desaparición.

Saab dijo que la investigación continúa y no se descartan nuevas detenciones.

Reveló que uno de los hechos que llamaron la atención de los investigadores fue que Maryori Acevedo, doméstica de la familia durante más de 20 años, había cambiado de residencia 7 días antes de la desaparición.

Relató Saab que Acevedo se refirió a hostilidad doméstica en una entrevista el pasado 28 de agosto.

El Fiscal informó que la esposa del profesor, Maxioli Cumare, muestra que tiene trastornos de conducta, con narcisismo social, que llegó a agredir a su esposo y mantenía relaciones extramatrimoniales por los menos con dos personas: Oliver Medina y Glen Castellanos.

Este ultimo, una persona incluso con antecedentes, se convertiría en un delator y confesaría su participación en el crimen.

Castellanos habría participado en el asesinato de Lanz por mandato de su esposa a cambio de 8 mil dólares.

Según Castellanos, tres meses antes del crimen, Cumare expresó que el profesor estaba interfiriendo en sus negocios.

Saab informó que el sindicalista Tito Viloria sacó engañado de su casa a Lanz a una supuesta reunión.

El Fiscal reportó que en una finca de la esposa, llamada La Fortaleza, en El Baúl, se han hecho experticias con la brigada canina y hasta el momento se han encontrado rastros de sangre y una franela de cuadros azules, que coincide con una prenda que supuestamente llevaba el profesor el día que desapareció, según el testimonio de Castellanos.

Según la confesión de Castellanos, Carlos Lanz fue asesinado de dos disparos en la sien y su cadáver, desmembrado, arrojado en una cochinera en la finca La Fortaleza para que los cerdos se comieran sus restos.

Cactus24 06-07-22

Anuncios Google