Conductor del camión en el que murieron 53 migrantes «no sabía que el aire acondicionado había dejado de funcionar»

Anuncios Google

El conductor de un camión en el que murieron 53 migrantes sofocados por el calor en Texas no sabía que el aire acondicionado había dejado de funcionar, según señalan documentos judiciales revelados por la BBC.

Blom

 

Homero Zamorano, de 45 años, fue hallado el lunes escondido cerca del camión, informaron las autoridades. Él es una de las cuatro personas acusadas.

Zamorano y el presunto conspirador Christian Martínez, de 28 años, están acusados ​​de enviarse mensajes de texto antes y después de que se encontrara el vehículo.

El incidente en San Antonio es el caso de tráfico de personas más mortífero en la historia reciente de Estados Unidos.

Varios niños encontrados en el camión aún están siendo tratados en el hospital. Las víctimas eran de México, Honduras, El Salvador y Guatemala.

Arresto
Zamorano, quien fue encontrado escondido entre los arbustos, trató inicialmente de hacerse pasar por uno de los sobrevivientes, explicaron las autoridades mexicanas.

Pero fue finalmente arrestado cuando las fotos de vigilancia lo mostraron conduciendo el camión más allá de un puesto de control de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. en Laredo, Texas.

Según documentos de la corte federal, un informante confidencial del gobierno que trabaja para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y la policía de Texas les dijo a los funcionarios que Zamorano y Martínez habían hablado después de que se informara sobre las muertes.

Martínez supuestamente dijo: «El conductor no sabía que la unidad de aire acondicionado dejó de funcionar y esa fue la razón por la cual las personas murieron».

Los documentos agregan que el informante y Martínez se encontraban a varios metros de distancia cuando tuvo lugar la conversación.

Ambos sospechosos enfrentan la pena de muerte si son declarados culpables de los cargos de contrabando y conspiración.

Las víctimas incluyen 27 ciudadanos mexicanos, 14 hondureños, siete guatemaltecos y dos salvadoreños.

El viernes, la oficina del médico forense del condado de Bexar dijo que había «identificado de manera concluyente» a seis de las 53 víctimas del incidente del lunes.

Además, se han realizado 42 «identificaciones potenciales». Cinco permanecen sin identificar.

Anuncios Google