Juez de EEUU. dice que las vacunas contra el Covid están hechas con células de “niños abortados”

Anuncios Google
Clarence Thomas, uno de los jueces conservadores del Tribunal Supremo de EE.UU, afirmó este viernes en un escrito que las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron utilizando células de “niños abortados”.

El juez Clarence  expresó su apoyo el jueves a una afirmación desacreditada de que todas las vacunas contra el covid están hechas con células de “niños abortados”.

Blom

 

Su disidencia se produjo en una decisión de la Corte Suprema de no aceptar un desafío legal de los trabajadores de la salud de Nueva York que se opusieron al mandato de vacunas del estado por motivos religiosos.

Thomas, citando a los demandantes, escribió que los trabajadores de la salud “se oponen” al mandato de vacunas del estado “por motivos religiosos a todas las vacunas COVID-19 disponibles porque se desarrollaron utilizando líneas celulares derivadas de niños abortados”.

Pfizer y Moderna utilizaron líneas de células fetales al principio del desarrollo de su vacuna Covid para probar la eficacia de sus fórmulas, como lo han hecho otras vacunas en el pasado. El tejido fetal utilizado en estos procesos provino de abortos electivos ocurridos hace décadas. Pero desde entonces las células se han replicado muchas veces, por lo que ninguno de los tejidos originales está involucrado en la fabricación de vacunas modernas.

Por lo tanto, no es cierto que las vacunas contra el covid se fabriquen con líneas de células fetales, ni que contengan células abortadas. 

Más bien, las vacunas contienen ARN mensajero, material genético que le indica a nuestras células que produzcan proteínas, que luego entrenan al sistema inmunológico para combatir el coronavirus. También incluyen sustancias grasas llamadas lípidos que ayudan al ARN a cruzar nuestras membranas celulares, así como sal, azúcar y algunas sustancias que ayudan a estabilizar los demás ingredientes.

Al defender el mandato de la vacuna, los abogados de Nueva York también señalaron que las células madre cultivadas en laboratorio, que se derivan de células recolectadas de un feto hace casi 50 años, también se usaron para probar la vacuna contra la rubéola, agrega NBC news.

Cactus24//01-07-2022

Anuncios Google