¿Cómo medir y cuidar tu bienestar psicológico?

Anuncios Google

Blom

 

El bienestar psicológico se construye a partir de una serie de factores o dimensiones personales y sociales. Cómo de bien nos va en cada uno de los aspectos, es un indicador sobre nuestro bienestar psicológico. Veamos quién es Carol Ryff y en qué consiste el modelo que desarrolló.

Quién es Carol Ryff

Carol Ryff es psicóloga y profesora de psicología en la Universidad de Wisconsin-Madison. Se la conoce por sus estudios sobre el bienestar psicológico y la resiliencia psicológica. Creó uno de los primeros modelos sistemáticos sobre bienestar psicológico y diseñó un cuestionario para evaluar cada una de las dimensiones. Dicho modelo se considera el precursor de la psicología positiva y se sigue considerando muy válido.

En qué consiste el modelo de bienestar psicológico de Carol Ryff

Las dimensiones del modelo de bienestar psicológico de Carol Ryff están relacionadas con un mayor bienestar subjetivo así como satisfacción vital según señaló ella. También incide sobre la salud física en cuanto a menores niveles de cortisol, la hormona del estrés, mejor patrón de sueño o menores riesgos cardiovasculares por ejemplo.
Define el bienestar psicológico a partir del funcionamiento humano óptimo que produce más emociones positivas y satisfacción. Cada dimensión del modelo de bienestar psicológico es un índice de bienestar en sí. Por eso, Carol Ryff señala la importancia de cuidar cada dimensión.

Las 6 dimensiones del modelo de bienestar psicológico de Carol Ryff

Según Carol Ryff, el bienestar no solo es felicidad o emociones positivas. El bienestar psicológico es multidimensional. Veamos cuáles son estas dimensiones que desarrolló Carol Ryff en su modelo.

  1. Autoaceptación

Nuestro nivel de autoaceptación influye mucho en el nivel de satisfacción con nuestra vida. Aceptarte a ti mismo significa reconocer y aceptar todas tus facetas, tu personalidad, tus fortalezas y debilidades. Significa tener una actitud positiva hacia ti mismo. También quiere decir estar en paz y a gusto con tu pasado.
La falta de autoaceptación denota insatisfacción contigo mismo, con tu pasado o con ciertos aspectos de ti mismo. Tal vez desees ser diferente.

  1. Dominio del entorno

Esta dimensión está relacionada con el manejo de las oportunidades y exigencias del entorno para satisfacer tus capacidades y necesidades. Significa sentirte capaz de gestionar y lidiar con tu entorno y las situaciones que surgen. Dominar tu entorno también significa saber elegir y aprovechar las oportunidades que se presenten. Incluso crear oportunidades adecuadas para tus necesidades y alineadas con tus valores.

La falta de dominio del entorno causa una sensación de impotencia. No te sientes capaz de lidiar con asuntos cotidianos y enfrentarte a las situaciones que surgen. Aún menos sientes que puedas cambiar o mejorar las situaciones a tu favor. Desaprovechas las oportunidades por no sentirte capaz de afrontarlas o no estar consciente de ellas.

  1. Autonomía

Autonomía significa mantener tu independencia personal y tus convicciones. Significa sentir que puedes elegir por ti mismo y tomar tus propias decisiones incluso si va en contra de las opiniones de otros. Por tanto, quiere decir que sabes resistir la presión social. Las personas con alta autonomía saben regular sus comportamientos y se evalúan por estándares personales en vez de las expectativas de otros.

Las personas con un nivel bajo de autonomía sucumben a la presión social. Se conforman con lo que otros les dicen que deben hacer. Se dejan influir y guiar por el criterio de otros. Les preocupan las expectativas y valoraciones de otros. A la hora de tomar decisiones se fían de los juicios de los demás.

  1. Relaciones sociales positivas

La quinta dimensión hace referencia a cómo nos relacionamos con los demás. Se trata de la importancia de crear relaciones satisfactorias, de calidad, confianza y cercanía. Eres capaz de sentir afecto e intimidad. Tienes empatía y te preocupas por el bienestar de los demás. Además entiendes que las buenas relaciones interpersonales requieren dar y recibir.

Las personas que puntúan bajo en esta dimensión tienen pocas relaciones cercanas y de confianza. Les resulta difícil mostrar afecto, mostrarse abiertos y preocuparse por los demás. Por tanto les cuesta crear vínculos afectivos fuertes y no están dispuestos a hacer compromisos. Esto lleva a la frustración, al aislamiento social y a la falta de apoyo.

Conviene señalar que se ha demostrado científicamente que el aislamiento social y la falta de apoyo social aumentan la probabilidad de padecer enfermedades e incluso reducen la esperanza de vida.

  1. Propósito de vida

La última dimensión del modelo de bienestar psicológico de Carol Ryff es el propósito de vida. Quiere decir sentir que tu vida tiene sentido tanto en el pasado como ahora y en el futuro. Tienes creencias que dan sentido a tu vida. Además tienes sueños y objetivos que persigues. Sientes que sabes adónde te quieres dirigir.

Las personas faltas de propósito sienten que su vida no tiene sentido. No le ven propósito a su pasado, presente o futuro. Les faltan sueños y metas que alcanzar.

Emociones positivas y negativas

Carol Ryff también señala que la relación que tenemos con las emociones negativas incide mucho en el bienestar psicológico. Según ella, en Occidente se espera que sintamos y expresemos más emociones positivas y nos libremos de las emociones negativas.

Sin embargo, hay otras culturas, como por ejemplo en Japón, dónde se considera que tanto emociones negativas como positivas están entretejidas. Por tanto, aceptar que las emociones negativas también son necesarias y son importantes indicadores de cómo nos sentimos, mejora nuestra salud y bienestar psicológico.

¿Cómo está tu bienestar psicológico?

Una vez que conoces el modelo de bienestar psicológico de Carol Ryff ¿cómo dirías que estás? ¿Cómo de bien o mal crees que puntúas en cada una de las dimensiones? ¿En qué dimensión crees que tienes más margen de mejora?

Anuncios Google