La OPEP acuerda con Rusia y otros socios acelerar la producción global

Anuncios Google

Los principales países exportadores de petróleo, liderados por Arabia Saudita y Rusia, decidieron este jueves en una reunión virtual aumentar la producción de crudo más de lo previsto para frenar la escalada de precios registrada desde ya incluso antes del inicio de la guerra en Ucrania, empezando por reducir el precio del barril, que ha rondado los 120 dólares, el nivel más alto en una década.

Blom

 

Los representantes de los trece miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus diez socios (OPEP+), entre los que se encuentran Rusia, México o Kazajistán, acordaron que «la producción de julio se ajustaría al alza de 648.000 barriles diarios», en comparación con los 432.000 barriles fijados en los meses anteriores, anunció la alianza en un comunicado, subrayando «la importancia de unos mercados estables y equilibrados».

De este modo, el cártel ha recogido en parte las demandas del mercado y ha tomado en consideración el impacto sobre la demanda de la reapertura de algunos de los principales centros económicos mundiales tras los recientes confinamientos, destacando la importancia de mercados estables y equilibrados tanto para el crudo como para los productos refinados. Por otro lado, los ministros de los países de la OPEP+ han acordado volver a reunirse el próximo 30 de junio.

A partir de julio, la producción de la OPEP+ pasará a ser de 43,206 millones de barriles diarios, frente a los 42,558 millones de junio. Arabia Saudita y Rusia asumirán el mayor volumen de producción, con una oferta de 10,833 millones de barriles diarios. Según las cuotas vigentes a partir de junio, los diez países pertenecientes a la OPEP tendrán que producir un máximo de 26,276 millones de barriles diarios, mientras que el resto de naciones podrían bombear hasta 16,93 millones de barriles.

Rusia bombeó el pasado mes de abril 1,5 millones de barriles diarios, por debajo de la cuota que le corresponde dentro de la alianza de 23 países, debido al impacto de las sanciones de Occidente por su agresión a Ucrania. La Unión Europea está ultimando un nuevo paquete de sanciones a Rusia que incluye vetar las importaciones de petróleo de ese país que llegan por mar. Arabia Saudí, hasta ahora, había indicado que no preveía aumentar su producción para compensar la caída del suministro ruso debido a las sanciones, que se calcula en un 7,5% menos.

Cactus24 02-06-22

Anuncios Google