La ONU pide actuar contra la deuda de los países vulnerables a raíz de la guerra en Ucrania

Anuncios Google

Es urgente actuar contra la deuda de los países desfavorecidos, debilitados por la guerra en Ucrania y el aumento de los precios de alimentos, carburantes y fertilizantes derivado de ella, advirtió una responsable de la ONU.

La pandemia de covid-19 ha reducido el margen de maniobra presupuestaria de los países en desarrollo e incrementado su deuda, subrayó en una entrevista con la AFP Rebeca Grynspan, secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD), que busca integrar mejor a los países en vías de desarrollo a la economía mundial.

En una situación así, «¿cómo se puede hacer frente al aumento de los precios de los combustibles, de los alimentos y de los fertilizantes?», se preguntó, en alusión a algunas de las repercusiones económicas de la invasión rusa de Ucrania.

El coste del flete ha aumentado un 34% desde que empezó la guerra, el 24 de febrero, según la organización que dirige Grynspan.

Los problemas de transporte y las perturbaciones en las cadenas de suministro mundiales también comportan un aumento de los costes y los precios.

Los países empobrecidos no podrán lidiar con esta situación sin ayuda, alertó Grynspan.

«Necesitamos un mecanismo mejor de restructuración y de reducción de la deuda. Es algo que se debe discutir en el G20 y también en las reuniones de primavera que tendremos en abril, en el Banco Mundial y en el Fondo Monetario Internacional (FMI)», defendió la ex vicepresidenta de Costa Rica.

Según la CNUCYD, los países en vías de desarrollo podrían necesitar 310.000 millones de dólares para garantizar la amortización de la deuda pública externa en 2022, lo que equivale al 9,2% del monto pendiente de la deuda pública externa a finales de 2020.

Los países que parecen más vulnerables a un impacto brutal causado por las presiones de refinanciación y un alto ratio de amortización de la deuda respecto a las exportaciones son Pakistán, Mongolia, Sri Lanka, Egipto y Angola.

Egipto solicitará apoyo financiero al FMI, indicó esta institución esta semana.

Suspensión del servicio de la deuda

Grynspan denunció la enorme presión que representa el servicio de la deuda para los países en desarrollo.

«Tras la Segunda Guerra Mundial, cuando se aprobó un apoyo para Alemania, quedó establecido que Alemania no podría pagar el servicio de la deuda si este era superior a un 5% de sus ingresos de exportaciones. ¿Sabe a cuánto asciende actualmente el servicio de la deuda de los países menos desarrollados? ¡Al 15% de sus ingresos de exportaciones!», señaló.

La responsable pide que se suspenda el servicio de la deuda para los países con ingresos más bajos, como se hizo durante la pandemia de covid-19 hasta finales de 2021. «Si no, no serán capaces de pagar sus deudas», sostuvo.

Además, la costarricense aboga por aumentar la financiación de los bancos multilaterales de desarrollo, incluyendo las instituciones regionales, para que estas puedan apoyar más a los países que lo necesiten.

Con una acción coordinada urgente, se podría evitar que la guerra en Ucrania provoque «un efecto dominó sobre la crisis de la deuda», sobre «la crisis del hambre» y sobre «la estructura financiera mundial».

Las repercusiones económicas del conflicto afectarán sobre todo a las importaciones netas de productos alimentarios, según la CNUCYD, que llamó a «supervisar urgentemente» la situación de 36 países muy dependientes de las importaciones de trigo ucraniano y ruso. «La mayoría se encuentran en África y en Oriente Medio», precisó Grynspan.

Cactus24 28-03-22

Anuncios Google