El aumento de precios causa dificultades financieras al 45% de los hogares de EEUU

Anuncios Google

A medida que se acerca el pico de las compras navideñas y el aumento de los costos de calefacción ante las temperaturas invernales en EE.UU., el 45% de los hogares estadounidenses están teniendo «dificultades financieras» debido al aumento de precios que se registra en el país, según mostró un sondeo efectuado por la agencia de encuestas Gallup.

Blom

 

De ellos, el 10% lo describe como una «dificultad severa» que afecta a su nivel de vida, mientras que el 35% restante dice que la dificultad es moderada. Los estadounidenses de bajos ingresos y menor nivel educativo son los más afectados.

Entre los hogares con ingresos menores a los 40.000 dólares anuales, el 71% asegura que la inflación les está causando problemas. Partiendo del nivel de educación, el 54% de quienes no tienen un título universitario describen los aumentos de precios como causantes de dificultades financieras, porcentaje que se reduce al 30% en el caso de quienes tienen estudios superiores.

Confianza del consumidor estadounidense

Los resultados de esta encuesta vienen a estar en concordancia con la confianza del consumidor estadounidense, que en noviembre cayó a un mínimo de nueve meses. En este sentido, las preocupaciones sobre el aumento del coste de vida reflejan un descenso en las intenciones de compra en los próximos seis meses de casas o artículos caros como vehículos y algunos electrodomésticos.

El economista y exdirector del Fondo Monetario Internacional para el hemisferio occidental, Claudio Loser, en declaraciones a RT, opina que la confianza del consumidor «está afectada» por tres elementos: el precio, la disponibilidad de ciertos bienes y el miedo a perder el trabajo. Loser señala que el desempleo ha llegado a niveles «muy bajos», comparado con el periodo post pandemia. No obstante, «la gente tiene miedo de que los salarios no se muevan o los ingresos no se muevan tan rápido como los precios», afirma.

El índice de confianza del consumidor estadounidense se midió antes del descubrimiento de la variante ómicron del coronavirus, por lo que existen temores de que la situación vaya a peor; en un momento en que los datos sugerían que la economía del país se estaba acelerando en el cuarto trimestre del 2021, con el gasto de los consumidores aumentando y las solicitudes de subsidio por desempleo en mínimos.

Temores por la variante ómicron

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha manifestado que ómicron podría causar «problemas importantes» para la economía global, aunque indicó que todavía se está evaluando su posible impacto. Sin embargo, dijo que está lista para dejar de utilizar la palabra «transitoria» a la hora de describir el actual estado de la inflación, en línea con la posición de la Reserva Federal estadounidense.

La inflación interanual de octubre pasado en Estados Unidos fue del 6,2%, la más alta en 30 años. Sobre la posibilidad de reducir los aranceles de la era Trump sobre los productos importados de China para aliviar la inflación, Yellen considera que la medida podría ayudar, pero en cualquier caso no cambiaría definitivamente la situación.

Cactus24 03-12-21

Anuncios Google