Christian Zabala: Cada día de entrenamiento nos proporciona un día más de vida

Anuncios Google

La mayoría de las personas anhelan lucir un cuerpo bien definido, con los músculos tonificados, ya que mantenerse en forma es sinónimo de una buena salud física y mental. Sin embargo, esto no sólo se logra con esfuerzo, dedicación y con cualquier ejercicio, sino que deben tener los entrenamientos correctos.

Blom

 

“Actualmente existen muchos falsos profetas fitness, te prometen mejorar tu cuerpo y pasan los meses y nunca aparecen los cambios. No todo lo que te hace sudar es cardio, no todo lo que te cansa es entrenamiento. No es cuestión de milagros, es cuestión de entrenar de verdad”, así lo afirmó el entrenador personal Christian Zabala.

Zabalatrainer, como es conocido en el medio, tiene tres décadas de experiencia en el mundo fitness y cuenta con certificados avalados a nivel internacional. Comentó que su especialidad es el “Wellness Fitness” que se basa en coordinar el trabajo físico con el psicológico, es decir, fomenta el equilibrio saludable entre el nivel mental, físico y emocional de las personas.

“Cada día de entrenamiento nos proporciona un día más de vida. Cuando cambia el cuerpo de las personas cambia mucho más que su silueta y su peso: cambia su salud desde muchos aspectos: su autoestima, su fuerza y resistencia. Además, cambia su vida sexual con su pareja. Tengo muchas clientas que me han confesado que después de adelgazar conmigo, salieron embarazadas y es muy normal ya que todo nuestro organismo funciona mejor”, expresó el graduado en Publicidad y Mercadeo.

El maracucho señaló que cualquier persona puede mejorar su apariencia si no se siente cómoda con ella. Aseguró que hay quienes realizan esos procedimientos sin usar medicamentos o esteroides, pero no todos logran los resultados necesarios.

“Todos los días trato de ofrecer mi servicio de la manera más ética y profesional que puedo para garantizar los resultados de mis clientes ya que su satisfacción va a generar buenos comentarios entre su círculo de amistades”.

Guía nutricional y de ejercicios

Zabala es el creador de Lipotraining, un novedoso sistema de entrenamiento personalizado súper intensivo, el cual se basa en la aceleración metabólica para garantizar los resultados requeridos.

En su trayectoria, el venezolano cuenta con un libro “Lipotraining”, donde refleja rutinas de ejercicio y modelos de dietas a seguir durante las semanas de entrenamiento. Además, creó “Come para vivir, no vivas para comer”, un libro de recetas ligth gourmet.

“Todos los cuerpos son diferentes por factores genéticos y hereditarios, también por la manera de alimentarse, los entrenamientos personalizados, permiten atacar con más énfasis las zonas musculares donde cada quien necesita más trabajo, ninguna rutina debe ser igual para varias personas, cada persona debe tener una rutina enfocada a sus metas personales y a sus capacidades de fuerza y resistencia”, añadió.

Zabalatrainer destacó que la salud siempre será importante. Además, acotó que el problema de obesidad cada año es mayor, al igual que los infartos por sobrepeso que afectan a una gran parte de la población: “Una muestra es la cantidad de operaciones de estómago que se realizan todos los años y estamos hablando de costos altísimos, estas personas luego de someterse a estas intervenciones igual necesitan entrenar las otras zonas del cuerpo… Creo que el entrenamiento personalizado con pesas dentro de los gimnasios está creciendo y va a seguir así. Solo debemos educar al público de dichos gimnasio a seleccionar bien con qué entrenador van a entrenar”.

El entrenador personal trabaja con mujeres, hombres, adolescentes, animadores, presentadores de televisión, locutores, artistas musicales, beisbolistas, tenistas, entre otros.

En su carrera ha entrenado a los cantantes zulianos Enio López (Tecupae) y Pipo Ramírez de Mermelada Bunch, los integrantes de Bacanos y Vos Veis. “Tengo varias fotos de antes y después que son como trofeos o reconocimientos que me llenan de orgullo”.

NP

Cactus24 (30-11-2021)

Anuncios Google