Encontraron 39,000 toneladas de ropa usada arrojadas en un desierto de Chile

Anuncios Google

En el desierto de Atacama de Chile encontraron 39 mil toneladas de ropa usada de fast fashion (moda rápida). Estas prendas provienen originalmente de China y Bangladesh, luego de no ser vendidas en tiendas de Europa y Estados Unidos, terminan en el puerto de Iquique, en la región de Tarapacá, al norte del país sudamericano. Al año, este puerto recibe alrededor de 59 mil toneladas de ropa fast fashion. 

Blom

 

Franklin Zepeda, fundador y director Ejecutivo de EcoFibra, refirió en Sigue La W que “Iquique, en la región de Tarapacá, es zona franca. Por acá ingresan más de 59,000 toneladas de ropa usada, de las cuales 39,000 toneladas se transforman en residuos textiles. Acá se hace la selección de la ropa usada. En Chile sí se permite la importación de ropa usada, es de los pocos países. Por Iquique es por donde ingresa la mayor cantidad de ropa de segunda mano”. 

“Se selecciona la ropa y la merma se transforma en residuo textil. Los rellenos sanitarios no aceptan estos residuos y por eso dejan la ropa en todas partes. Es un desastre natural bien potente”, indicó. 

En las imágenes que se vieron en el Facebook y YouTube Live, “son como dos hectáreas que están llenos de estos residuos, pero esto es uno de los cinco macrobasurales en la región y hay 101 microbasurales. No es solamente la foto espantosa. No hay otro lugar donde se pueda disponer de forma adecuada”. 

Sin embargo, “para eso estamos nosotros”, en referencia a la empresa EcoFibra. “Nacimos hace 10 años justamente para poder absorber la mayor parte de estos residuos textiles para fabricar estos paneles de aislación térmica que sirven para el frío y para el calor. Todos estos residuos están yendo a nuestra planta para poder convertirlos en estos paneles”, indicó el fundador de EcoFibra. 

Iquique “ya se convirtió en un vertedero de ropa. Las leyes chilenas están recién reaccionando. Hay una que se llama Ley REP (Responsabilidad Extendida del Productor) que va a regular la importación y producción de prendas de vestir para que puedan ser dispuestas de forma adecuada”, dijo Zepeda. 

Sobre las personas que se ven recogiendo la ropa, aseguró que “son extranjeras, principalmente inmigrantes venezolanos. Ellos van a buscar ropa allá, dicen que no tienen cómo abrigarse. Necesitan esa ropa. ¿Por qué tienes que llegar a botarla para poder entregársela a una persona necesitada?, ¿por qué no tener un centro de acopio que se puede utilizar y que la gente que necesite la ropa la vaya a buscar allá?”, cuestionó. 

Según la ONU, la industria de la moda es responsable del 8 al 10% de emisiones de gases de efecto invernadero. En 2018, dicha industria consumió más energía que la industria de aviación y el transporte marino combinadas./WRadioColombia.

CACTUS24 10-11-21

Anuncios Google