Dijo que a su mujer la estrangularon unos ladrones frente a su bebé, pero un reloj inteligente lo delata

Anuncios Google
Tras asfixiar hasta la muerte a su esposa, Babis Anagnostopoulos pasó horas simulando la escena de un robo, y llegó a colocar a su bebé junto a la madre muerta y a ahogar al perro de la familia para hacer creer que habían sido víctimas de un robo.

Sin embargo, los agentes lograron determinar que Anagnostopoulos inventó la historia del robo y que él mismo era el responsable de la muerte de su esposa. El pasado jueves, el hombre admitió haber asfixiado hasta la muerte a pareja durante una pelea en la que la mujer había amenazado con dejarlo y llevarse a la hija de ambos. 

Blom

 

El caso fue resuelto gracias a los dispositivos tecnológicos, ya que un reloj inteligente de Caroline Crouch (esposa Anagnostopoulos) mostró que su corazón había dejado de latir horas antes de que ocurriera el presunto robo.

Además, los datos de rastreo del teléfono de Anagnostopoulos indicaban que durante la noche del crimen el hombre estuvo moviéndose por la casa, lo cual contradecía sus afirmaciones de que durante todo ese tiempo había estado atado a la cama. Asimismo, la tarjeta de memoria de una cámara de seguridad de la casa fue removida horas antes del momento en que Anagnostopoulos afirmó que habían ocurrido los hechos, recoge Proto Thema.

Fue detenido el pasado jueves después de asistir a un servicio conmemorativo de su difunta esposa. El hombre confesó tras una sesión de interrogatorio de ocho horas y, según sus abogados, expresó remordimientos por sus acciones. Además de homicidio voluntario, Anagnostopoulos fue acusado de maltrato animal.

El caso de Caroline Crouch conmocionó a Grecia y fue objeto de un intenso escrutinio público tanto dentro como fuera del país, relata RT.

Cactus24 (20-06-2021)

Anuncios Google