Vulneran derechos de educadores con el retiro de la 14-08

En los últimos años retornar a los planteles educativos ya no es tan entusiasta y esperanzador como en épocas de otrora donde los docentes recibían con alegría el nuevo año escolar para enseñar a sus alumnos y formarlos para que en un futuro fuesen ciudadanos ejemplares.

Blom

 

Parte de ese desanimo se debe a la crisis económica que vive el país y a las medidas políticas que se han tomado desde el Ejecutivo nacional que ha mermado el sueldo de los maestros, el poco reconocimiento a sus años de servicio, así como la poca valoración que reciben pese a su formación en estudios de cuarto y quinto nivel.

El presidente de Suma Falcón, Gustavo Marín, sostuvo que no hay un compromiso por parte de la Zona Educativa en defender no solo los salarios de los profesionales del magisterio, sino también por la salud del docente puesto que se les está quitando la 14-08 a pesar de su estado de salud se les obliga a reintegrarse a las escuelas o de lo contrario debe presentar la renuncia.

En cifras, el sindicato registra un estimado de 2.000 educadores entre estatales y nacionales que han dejado sus cargos para irse del país o comenzar un proyecto de emprendimiento. En Falcón -según Marín- hay una cantidad de 9.000 maestros, pero si se han ido 2.000 el universo actual queda en 7.000 docentes en todo el estado.

El educador precisó que el artículo 53 de la Ley Orgánica de Prevención, condiciones y medio ambiente de trabajo (Lopcymat), establece que el patrono debe hacerse responsable de las consecuencias que pueda causar de la obligación a una persona a trabajar a sabiendas que está enfermo violentando así el artículo.

En ese sentido, Gustavo Marín propone a los docentes que hayan sido reinsertados sin respetar su condición de patología grave que acudan a un médico para otro diagnostico, pedir la licencia por enfermedad y no presentarse a trabajar; en caso de que exista una presión por parte del patrono, debe haber un acta firmada por las autoridades educativas donde se especifique que este debe cubrir las necesidades que presente el maestro. 

Los educadores que han renunciado a sus puestos de trabajo tienen entre 18 y 20 años de servicio, por ello el sindicalista insiste en la creación del comité de evaluación para mejorar la calidad profesional.

Anny Bermúdez Laclé