Villasmil: Los policías sabemos cuándo salimos de casa, pero no cuándo regresamos

Durante un emotivo acto la mañana de este sábado, personal policial, administrativo y obrero de la Policía Municipal de San Diego dio el último adiós al oficial agregado Rafael Augusto Gil Rodríguez, quien en vida fue un funcionario ejemplar de la institución.

Acompañado de patrullas de la PM de San Diego, Los Guayos, Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), y al sonar de las sirenas, llegó el cuerpo de Gil a la sede del comando, que fue su casa en los últimos años, para despedirlo con honores.

Blom

 

Tras leer la resolución 008 de la Policía Municipal, que otorga ascenso post mortem a Rafael Gil, de oficial al rango inmediato de oficial agregado, el alcalde (E) de San Diego, Vicente Scarano, los comisionados Eleazar Villasmil y Jesús Silva, director y subdirector de la PM de San Diego, respectivamente, concedieron la nueva capona a la madre de Gil.

«Los policías sabemos cuándo salimos de casa, pero no cuándo regresamos. No hay palabras de aliento para todos nosotros. A Gil, vamos a recordarlo como era en vida: alegre, elocuente y, sobre todo, excelente funcionario, siempre aportando cosas positivas a la institución», dijo el comisionado Villasmil al ofrecer sus palabras de condolencias a familiares y amigos.

Por su parte, el supervisor jefe Ramón Arévalo, director de la PM de Los Guayos otorgó una condecoración especial a la familia Gil Rodríguez, como parte de un agradecimiento por sus años de servicio en ese cuerpo de seguridad donde inició su carrera.

Asimismo, el alcalde (E) pidió un minuto de aplausos para Gil, tras caer combatiendo la delincuencia, en un intento de frustrar un robo en Magdaleno, estado Aragua.

Cerca del mediodía, el carro fúnebre salió del comando hacia el cementerio Municipal de Valencia donde fue sepultado Gil.

Cactus24 (06-10-2019)