¿Es verdad que un año humano equivale a siete de un perro?

Un dicho popular sostiene que cada año humano son siete caninos, pero esta regla está muy lejos de ser precisa, según reveló un estudio compartido en la revista científica Science Alert.

Si bien la edad de un perro puede ser medida en años calendarios, como la de los humanos, la forma de envejecer nuestra dista mucho a la de un perro. Un can crece muy rápido en su primera fase de vida, incluso alcanza la madurez sexual al año. A partir de los dos años su crecimiento se pausa.

Si los humanos envejecieran siete veces más despacio que los perros, muchos de nosotros podríamos reproducirnos a los siete años y vivir hasta los 150.

Las razas más pequeñas son las que maduran más rápido. Sin embargo, demoran más en envejecer a comparación de las razas grandes.

¿Cómo nació este mito?

La respuesta es un misterio, pero se sabe que es una creencia relativamente reciente, aunque la idea de determinar la edad de los perros ha provocado curiosidad desde el año 1200.

Uno de los primeros ejemplos de esto es una inscripción en la Abadía de Westminster que data del año 1268 y calcula que un año humano equivale a nueve años de un can.

Con respecto al mito moderno, el veterinario William Fortney, de la Universidad Estatal de Kansas, consideró durante una entrevista para The Wall Street Journal, que todo se trata de un truco publicitario: “Yo pienso que es una trama de marketing. Era una forma de motivar a los dueños a llevar a sus perros a revisión al menos una vez al año”, indicó.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.