Usuarios defienden hasta con cuchillos montarse en el transporte público en Maracaibo

Foto: Referencial.

La anarquía en el transporte público de Maracaibo tuvo su primera víctima. José Plino Vera Medina (50), funcionario del IMTCUMA, se recupera en la sala de observación del Hospital Coromoto luego de que dos usuarios lo apuñalaran este miércoles en la parada de Bella Vista, en el centro de la ciudad. Lo acusaron de retrasar la llegada de los carros y le clavaron el cuchillo luego de golpearlo. Ambos responsables están a la orden del Ministerio Público.

Alberto Hernández, presidente del IMTCUMA, aseguró que Vera cumplía con su deber. “garantizar el cobro de la tarifa establecida (2.500 bolívares en autobús y en trayecto corto de los carritos por puesto y 3.000 en los recorridos largos) y eliminar las paradas paralelas”. Aseguró que previo al ataque hubo un intercambio de palabras con los usuarios.

Para el funcionario las agresiones son cotidianas. “Son parte de la anarquía que hay. A diario se sufre agresión verbal por parte de los transportistas y de los usuarios. Se reportó una pelea. Pero es el primer incidente con herido”.

El fiscal trabaja con el IMTCUMA desde enero. Ha participado en operaciones diarias. Pero su trabajo lo mantuvo por 24 horas al filo de la muerte. El cuchillo que le clavaron le provocó hemorragia interna. Tuvo atención inmediata en el Hospital Chiquinquirá. Pero por la falta de insumos y quirófano lo remitieron al Hospital Coromoto. Ahí se encuentra todavía.

Tarifas infladas

Erasmo Alian, presidente de la Central Única del Transporte, exige la liberación de la tarifa. En la última negociación con representantes de la Alcaldía de Maracaibo se rechazó su solicitud.

Pocos aceptaron la negativa, unos renunciaron a sus rutas y otros trabajan como piratas trasladando al mejor postor. La tarifa, según los usuarios, varía de acuerdo a la hora, al día y al trayecto. Cuando mínimo se paga cinco mil la ruta corta y hasta 10 si es de noche o es de mañana y hay muchos pasajeros.

Coromoto Cáceres, obrera de un instituto del Gobierno, explicó que necesita 50 mil bolívares diarios para trasladarse desde San Francisco hasta 18 de Octubre. En dos ocasiones se ha quedado sin pasaje para regresar a su casa y ha tenido que caminar hasta por seis horas hasta su residencia.
Peleas

Las discusiones por los “colados” y las subastan por un puesto en chirrincheras, carros o autobuses aumentan al caer la noche en el centro de Maracaibo. “Los fiscales desaparecen a las 3 o 4 de la tarde, muchas veces sólo trabajan hasta el mediodía y uno el usuario debe arreglárselas como pueda”, comentó Xiomara López, mientras esperaba el autobús de San Jacinto.

Apenas llegó una unidad de Los Olivos en la parada diagonal al centro comercial La Redoma, en el casco central de Maracaibo, empezó la carrera. Ninguno preguntó cuánto costaba el pasaje, sólo corrieron hasta abarrotar la puerta frontal y trasera de la unidad. En la avalancha sólo el.más hábil logró subirse. Nadie cedió el paso o el asiento. Ancianos, niños y embarazadas sufrieron los embates de la pelea. Unos soportaron la furia y fueron a sus casas, pero los que no debieron esperar el próximo colectivo para volver a probar suerte.

Cactus24 (24/05/2018).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.