Una familia murió por comer fideos congelados

Siete adultos, de la ciudad de Jixi en la provincia nororiental china de Heilongjiang, murieron intoxicados el 10 de octubre después de comer el plato llamado Suantangzi (fideos), un manjar local chino, cinco días antes. 

El alimento estaba conservado en un congelador durante más de un año. Los noodles o fideos caseros, hechos a base de harina de maíz fermentada, habrían sido el desencadenante de tal situación.

Blom

 

Los investigadores hallaron restos de ácido bongkrékico, tanto en una muestra de los fideos de maíz que habían consumido como en el líquido gástrico de los fallecidos. Durante el largo período de conservación, el alimento habría liberado este ácido convirtiendo los fideos en veneno.

Milagrosamente, al menos dos niños habrían salvado su vida tras negarse a comer porque consideraron que no les gustó el sabor de los fideos y tomaron otro alimento.

El hecho ocurrió en los primero días de octubre pero tomó trascendencia en las últimas horas. Al día siguiente de haber ingerido la comida, las nueve personas que comieron los noodles se sintieron enfermos y fueron ingresados a un hospital para recibir asistencia.

Ocho de ellos murieron en menos de una semana, mientras que una mujer de 47 años luchó durante varios días por reponerse a la intoxicación, pero finalmente falleció el 19 de octubre.

Cactus24/26-10-2020