Una familia llevaba nueve años encerrada en un sótano esperando el fin del mundo

La opinión pública se ha sacudido al conocerse la noticia de que la policía en un pueblecito de Holanda encontró a una familia que estuvo viviendo desde los últimos nueve años escondida en un sótano y “esperando el fin del mundo”. Su encierro -ocurrido en la provincia de Drenthe, cercana a la aldea de Ruinerworld- duró tanto y fue tan absoluto que algunos de los muchachos rescatados del lugar no tenían ni idea que había otras personas viviendo en el planeta.

El descubrimiento se hizo este domingo cuando uno de los seis jóvenes, de entre 18 y 25 años que vivían en la finca se escapó y se metió en un pub de la zona, según confirmó la policía a RTV Drenthe.

Blom

 

Al llegar a dicho sitio, el muchacho de 25 años pidió cinco cervezas y comenzó a charlar con el dueño del bar, Chris Westerbeek. “Comencé a hablar con él y me reveló que había huído y que necesitaba ayuda…entonces llamamos a la policía”, explicó el hombre a la mencionada cadena. “Tenía cabello y barba largos y sucios, usaba ropa vieja y se veía confundido. Dijo que nunca había ido a la escuela y que llevaba nueve años sin ir al peluquero”.

“[Luego]  me dijo que tenía hermanos y hermanas que vivían con él en una granja”, añadió Westerbeek. “Dijo que él era el mayor y que quería que terminar con la forma en que vivían”.

«La película norteamericana «Buscando a Eva» relata la historia de  una familia que se esconde en un refugio antibombas durante 35 años creyendo que la guerra nuclear en el planeta acabó con los seres vivos».

Las autoridades locales y el alcalde de la localidad, Mayor de Groot, fueron notificados de inmediato y al llegar a la remota granja encontraron una escalera secreta oculta detrás de una alacena y que llevaba al sótano donde estaba escondida la familia.

Ahí encontraron a un hombre de 58 años que estaba en cama y que aparecer había sufrido un infarto hace años y a cinco jóvenes adultos. “Nos encontramos con seis adultos, les estamos dando apoyo y atención. El propietario del edificio no quiso cooperar con nuestra investigación, por lo que fue arrestado”, se dijo en tuit de la policía.

Según los vecinos, una mujer y un hombre llegaron a la granja hace unos nueve años y de inmediato cercaron la propiedad y taparon las ventanas. De la mujer no  hay rastro y algunos pensaron que el hombre encontrado en el lugar vivía solo.

A pesar de que distintos medios han identificado al adulto como padre de los niños, el alcalde de Groot aseguró en una conferencia de prensa que el hombre no tiene parentesco con los hermanos y que tampoco es el dueño de la granja.

“Nosotros no sabíamos absolutamente nada de esto”, aseguraron al diario Algemeen Dagblad newspaper. Klaas y Alida Rooze, dueños de la finca. “Durante años le alquilamos la casa a un individuo y ahora nos enteramos que éste hombre estaba viviendo ahí con los niños. No tenemos ni idea de cómo pudo ocurrir esto”.

“Parte de la investigación es para determinar exactamente qué es lo que la gente estaba haciendo en esa granja”, aseguró por su parte Nathalie Schubart, portavoz de la policía al diario The Guardian. “Aún existen muchas interrogantes para las cuales no tenemos respuestas”.

 Cactus24 (16-10-2019)