Una ecografía sería tan eficaz como la mamografía para detectar cáncer

¿Una ecografía sería tan eficaz como la mamografía para detectar cáncer? Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Magee-Womens Hospital de Pittsburg (EE.UU.) y publicado en la revista «Journal of the National Cancer Institute», en el que se recomienda considerar el uso de la ecografía para la detección de un tumor que, a día de hoy, constituye la primera causa de mortalidad por cualquier tipo de cáncer en la población femenina.

Según alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos se diagnostica un nuevo caso de cáncer de mama en algún lugar del mundo y hasta uno de cada ocho mujeres desarrollará el tumor a lo largo de su vida. Además, la incidencia del cáncer de mama está creciendo en todo el mundo, y de los 1,6 millones de nuevos casos que se produjeron en 2010 –año en el que el tumor fue responsable del fallecimiento de más de 425.000 mujeres– se pasará a los más de 2,1 millones que tendrán lugar en 2030, reseñó el diario ABC de España en su portal web.

- Anuncios -

De ahí la importancia de disponer de pruebas de detección fiables que, como la ecografía, puedan utilizarse como alternativa a la mamografía, que si bien resulta efectiva no se encuentra disponible en los países con menor solvencia económica.

Más falsos positivos

En este nuevo estudio, los investigadores evaluaron la sensibilidad de la ecografía en la detección del cáncer de mama en 2.809 mujeres de EE.UU., Canadá y Argentina. Y para ello, los autores realizaron anualmente y a lo largo de tres años una mamografía o una ecografía a un total de 2.662 participantes. Es más; concluida la fase de cribado, las participantes fueron sometidas a una biopsia o a un período de seguimiento de 12 meses.

Los resultados mostraron que la tasa de detección del cáncer de mama fue similar para ambas pruebas, así como que la ecografía se asoció con una eficacia superior a la hora de detectar los tumores en fase invasiva.

Sin embargo, la ecografía se asoció asimismo con una mayor tasa de resultados falsos positivos –es decir, casos en los que se detecta una anomalía en la mama que, aun normal, se identifica erróneamente como tumor.

Por todo ello, los autores del estudio concluyen que “en las situaciones en las que la mamografía se encuentre disponible, el uso de la ecografía se contemplará como una prueba de detección suplementaria para las mujeres con mamas densas que no cumplan los criterios de alto riesgo para una resonancia magnética y para las mujeres con mamas densas y alto riesgo de cáncer de mama que no puedan someterse o no toleren la resonancia magnética”.

PANORAMA (04/01/2016).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.