Trinidad y Tobago confirma que buque venezolano no está escorado

Una instalación petrolera flotante venezolana, que se había inclinado en las últimas semanas, está en posición vertical y no muestra signos de hundirse, pero los planes para transferir crudo desde el buque plantean el riesgo de un derrame, dijo el ministro de Energía de Trinidad y Tobago.

Blom

 

En una entrevista con la televisión local el miércoles por la noche, el ministro de Energía, Franklyn Khan, dijo que la nave “Nabarima” está “en posición vertical y estable, sin inclinación inmediata” y describió el mantenimiento que se está realizando como “satisfactorio”.

El Nabarima es parte de la empresa conjunta Petrosucre, entre PDVSA [PDVSA.UL] y la italiana Eni SpA. Petrosucre ha estado inactiva desde que Estados Unidos sancionó a la petrolera venezolana a principios de 2019.

Pero la instalación todavía está cargada con 1,3 millones de barriles de crudo Corocoro, y las imágenes de los últimos meses del buque inclinado han alarmado a los ambientalistas. El Nabarima está anclado en el Golfo de Paria entre el este de Venezuela y Trinidad.

PDVSA, que no respondió a una solicitud de comentarios, planea descargar parte del crudo al Icaro, un petrolero tamaño Aframax, que tiene programado entregar unos 550.000 barriles de crudo Corocoro en el puerto de Amuay, en el oeste de Venezuela, según una documento interno de la empresa visto por Reuters.

Planea hacer esto mediante la transferencia de unos 10.000 barriles de crudo por día desde el Nabarima a la barcaza Inmaculada, que luego llevaría el crudo al Icaro, dijo una persona familiarizada con el asunto, lo que significa que el proceso tomaría semanas.

“El método actual con el que están descargando el barco es un proceso de transferencia tedioso y esto plantea un mayor riesgo de un incidente ambiental”, dijo Khan a CCN TV 6 de Trinidad.

 

Cactus24 22-10-20