Tras meses de confinamiento se casó con su muñeca sexual

Ella lucía un vestido de novia blanco, con velo largo, y llevaba en sus manos un ramo de rosas blancas. Él, de impecable smoking negro. La pareja compartió su primer baile como marido y mujer frente a decenas de invitados que asistieron al gran día en Kazajstán: la boda de Yuri y Margo.

Blom

 

El es un fisicoculturista ruso, que asegura que el romance con su muñeca sexual fue intenso durante el encierro por coronavirus y eso lo llevó a dar el “Sí, quiero” en un altar, con todos sus amigos de testigos y con sus ojos fijos en los de Margo.

Tolochko, quien se identifica como pansexual, compartió momentos del gran día en su perfil de Instagram, con una frase que decía: “Ha sucedido. Continuará”, mientras mostraba el instante en el que le colocaba la alianza en el dedo de plástico de su novia.

La pareja se comprometió en diciembre del año pasado, y Yuri dijo que su romance con su muñeca inflable floreció durante el cierre del año 2020.

Tolochko hizo pública su decisión de casarse con una muñeca híper realista en diciembre de 2019 y, lo que parecía un juego para llamar la atención en sus redes sociales, se hizo realidad.

En Kazajstán, la boda podía celebrarse legalmente, ya que se consideraba que ambos cónyuges eran hombres y mujeres mayores de 18 años que habían dado su consentimiento.

Cactus24 (02-12-2020)