Trabajadores denunciaron en la AN crítica situación de Inparques

El diputado a la Asamblea Nacional, Luis Parra y presidente de la Comisión Permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Parlamento, denunció este lunes que el Instituto Nacional de Parques (Inparques) atraviesa por una crítica situación ambiental y laboral.

“Inparques tiene una gran responsabilidad sobre los 43 parques nacionales, 36 monumentos naturales y 65 parques de recreación que existen en Venezuela. El gobierno se muestra indiferente ante recursos de gran valor que ayudan a minimizar la vulnerabilidad humana, subestima que somos el séptimo país con mayor biodiversidad del mundo, privilegio que nos hemos comprometido a defender en esta comisión”, expresó.

Las declaraciones fueron ofrecidas luego de otorgarles un derecho de palabra a los representantes del Sindicato Nacional de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (SUNEP-INPARQUES), quienes expusieron detalladamente la problemática que enfrentan en esta dependencia.

“El gobierno es muy bueno haciendo propaganda, pero la realidad es que le da la espalda al ambiente y a las riquezas naturales. Lo que tenemos en las manos no es cualquier cosa, más allá de lo romántico debemos preservar nuestros parques nacionales y así poder disfrutar de manera consciente de sus beneficios como el agua. Los zoológicos están a la deriva, los animales se nos están muriendo de hambre”, puntualizó José Matute, secretario general del SUNEP-INPARQUES.

Informó que el personal que aún se mantiene trabaja en condiciones muy precarias, ya que los sueldos son pírricos y no poseen los implementos necesarios para cumplir con sus labores efectivamente.

“La misión de Inparques ha sido desvirtuada. Las autoridades solo se preocupan por hacer el trabajo político partidista, acelerándose el deterioro de los espacios. La delincuencia desmantela áreas en los parques y azota a los visitantes, las plantas de tratamiento no reciben mantenimiento. En el Waraira Repano hay un solo vehículo con las crucetas soldadas y al que hay que colocarle 2 litros de aceite diario que costean los mismos trabajadores. La dirección de educación ambiental fue cerrada por la administración anterior después de haber sido pioneros en esta materia”, indicó.

Denunció que ninguna de las recientes obras construidas tanto en Parque del Este como en el Waraira Repano posee estudios de impacto ambiental.

“Eso está pasando ahorita con el teleférico de Caracas al que le cambiaron la ruta y atraviesa Galipán, han talado casi un centenar de árboles, están levantando las bases frente a las puertas de las casas”, refirió.

Acotó que el programa de búsqueda y rescate desapareció. También comentó que los cuerpos forestales se han retirado después de haber sido formados en esta área porque hasta tienen que pagar su alimentación cuando se presenta alguna contingencia.

Parra por su parte solicitó al equipo jurídico activar todos los mecanismos legales para elevar esta lamentable situación ante órganos competentes nacionales e internacionales.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.