Tintori, Barreto y la tolerancia por Vladimir Villegas

Un simple encuentro casual en los pasillos de Unión Radio entre Juan Barreto, ex alcalde metropolitano, y la activista y esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, desató en las redes todo tipo de comentarios, muchos de ellos dejando clara evidencia de la poca o casi nula tolerancia que tenemos en nuestra sociedad ,muy de lo extraño y hasta noticioso que puede resultar que dos personajes de posturas políticas absolutamente contrapuestos puedan llegar a intercambiar un trato caracterizado por la cordialidad.

Blom

 

Barreto asistía a una grabación de La Entrevista con este servidor, y al culminar el espacio, que se transmite de 7:30 a 8 pm, me anuncian que ya se encuentra en las instalaciones de la radio Lilian Tintori, a quien tenía como invitada el pasado martes al programa en vivo que se transmite entre 6 y 7:30 pm. Le pregunto a Juan si no tiene inconveniente en saludarla y me dice que no hay problema alguno. Ambos se encuentran en la sala de espera de la radio y, como la canción de Guillermo Dávila, sin pensarlo dos veces registré el encuentro con mi celular. Hice una fotografía y luego un vídeo en el cual cada uno dijo algo sobre ese casual cara a cara. Coloqué el video en Twitter y se hizo tendencia en tiempo récord. No consulté a ninguno antes de hacerlo y me recordé aquel dilema famoso del Miss Venezuela. Qué es mejor o más fácil, pedir permiso o pedir perdón. Opté, como cualquier periodista haría, por lo segundo.

El video generó reacciones pasionales en algunos casos. De condena a Lilian Tintori por tomarse una foto con una figura emblemática del chavismo . Y no se hicieron esperar reacciones viscerales contra el ex alcalde. Comentarios proveniente de tuiteros opositores fueron muy duros contra Juan pero también contra Lilian. A eso se sumaron también las reacciones frente a lo que cada uno de ellos expresó en sus conversaciones con este servidor. Dos palabras, reconciliación y tolerancia, se colocaron en el tapete del debate entre tuiteros con ocasión del video. Unos para invocarlas y otros para repudiarlas. Cosas de una sociedad en la cual, queriéndolo o no, estamos sometidos a un esquema de confrontación absolutamente desgastante. Tal y como lo dije en la radio, que sea noticia un encuentro casual entre estas dos figuras evidencia lo mal que estamos en materia de convivencia democrática.

Barreto llevó lo suyo por parte de factores intolerantes opositores, pero su equivalente en el chavismo reaccionó absolutamente igual. Los propios comentarios de Diosdado Cabello en su programa televisivo sobre lo dicho por el dirigente del partido Redes le dieron impulso a la idea de que el ex alcalde estaba en trámites para saltar la talanquera. Cosa que uno no se imagina…. También llegaron a decir que el encuentro entre Barrrto y Tintori no fue inocente. Y hasta a quien les escribe lo quisieron meter en esos supuestos planes, nacidos en la mente paranoica de gente fanatizada que no acepta la crítica y que siempre tiene el fósforo listo para encender la hoguera de la Inquisición del Siglo XXI .

Reconciliación, dialogo, tolerancia, inclusión, reconocimiento, negociación, aceptación del otro, respeto a la opinión y a la dignidad del otro, son conceptos necesarios no solo de mencionar sino de practicar para que una democracia se fortalezca. Para que el debate de las ideas y de las propuestas esté por encima del deseo de anular el pensamiento distinto, disidente, saboteador de las falsas unanimidades. Ni Barreto ni Tintori dejan de ser quienes son porque se saluden. Y hasta intercambien sonrisas. Pero la democracia ganarà mucho cuando las diferencias se procesen sin que el adversario sea visto como un objetivo militar, como un enemigo que debe ser aplastado, aniquilado, anulado, y borrado del mapa.

 

Vladimir Villegas.