¿Te huele la vagina a pescado, cebolla o sudor de axila? Pilas con eso acá están los detalles

¿Te huele la vagina a pescado, cebolla o sudor de axila? Pilas con eso acá están los detalles
Mientras que al hombre le preocupa el tamaño de su pene, a la mujer le preocupa el olor de su vagina. La verdad es que no existe un solo olor vaginal al que pueda denominarse “normal”. Cada mujer tiene su aroma y forma parte de quién es.

Según un estudio realizado no existe una sola vagina en el mundo que no huela de una forma especial, y por esto es necesario que cada mujer o su pareja estén pendientes de los cambios que se puedan presentar, relata El Pulzo. 

Blom

 

Estos son los olores más comunes:

Cebolla o ajos 

No solo el aliento de su boca se ve afectado con la comida que tiene esencias intensas, pues como el cuerpo se alimenta de todo lo que se ingiere, la vagina no es la excepción.

Si el olor es similar a lo mencionado es normal. Una buena alternativa para no llegar a omitir estos alimentos es lavarlos muy bien antes de cocinarlos, consumir mucha agua y comer muchas frutas.

Pescado

Aunque para muchos pueda ser gracioso, este aroma intenso suele ser una de las principales señales de una infección vaginal, como por ejemplo la vaginosis bacteriana, que se produce por un desequilibrio del pH de la zona.

Los olores en la zona íntima normalmente no son un problema, pero si estos no pasan al lavarla sí es recomendable visitar a un experto.

Sudor axilar

Si bien no se deberían comparar estas zonas, cuando la mujer realiza mucho cardio suelen asemejarse. Esto se puede solucionar con una buena ducha; si no cambia el aroma, es mejor que consulte a su médico.

Levadura

Es normal que este olor se haga presente, pues la vagina tiene una gran cantidad de este elemento (aunque claramente no sirve para hacer pan). Sin embargo, cuando es muy intenso puede darse “debido a una infección por levaduras”.

Si se detecta este problema, puede darse por “hormonas, antibióticos, uso de ciertos jabones” o cualquier elemento que altere el pH de la zona.

Metal, óxido o sarro

Si el aroma se asemeja al de un tornillo (antes o después de oxidarse) es posible que su ciclo menstrual esté por llegar, pues la sangre tiene una gran acumulación de hierro. Claramente esto debe acabar al mismo tiempo que el periodo.

Podrido

Este olor ocurre, en la mayoría de casos, a aquellas mujeres que usan tampones, y puede ser “potencialmente mortal”, se “llama síndrome de shock tóxico“. Si este incómodo aroma va acompañado de mareos, náuseas o diarrea es mejor que acuda a un especialista.

Cactus24 (18-09-2019)