Servicio Público| Milena necesita un gesto de amor

Servicio Público| Milena necesita un gesto de amor
En la cama 5 del área de emergencia pediátrica del Hospital Chiquinquirá espera Milena Medina Acero, de siete meses, su milagro.

Ingresó con diarrea y desnutrición en tercer grado. Desde hace unos 60 días sus padres oran por un diagnóstico certero que ayude a restablecer la salud de su pequeña.

Blom

 

Servicio Público| Milena necesita un gesto de amor

Miller Medina (25), técnico medio en Contabilidad; no olvida el escalofrío que lo paralizó en la emergencia cuando el médico de guardia le dijo: “Si no trae esto, su bebé no llega hasta mañana”. Le pasó la receta, un jelco, una solución Lactato Singer, Ceftriaxona en ampollas. Corrió, pidió y prestó entre familiares y amigos y regresó al centro de salud con lo exigido. Pero la urgencia de Milena no era de una noche ni de horas, su recuperación puede tardar meses y necesita ayuda para estabilizarse y recuperarse por completo.

Mientras la alimenta con una jeringa, Astrid Carolina Acero (22) recuerda que su hija pesó más de tres kilos al nacer. Tuvo lactancia exclusiva hasta los dos meses cuando por razones que ella no entiende rechazó el pecho. Empezaron a comprarle fórmula, pero de un momento a otro no pudieron adquirir más leche y empezaron a alimentar a la bebé con papillas.

“Fue un error dejarnos llevar por los consejos de los que creímos padres experimentados y ahora vivimos las consecuencias”, se lamenta Medina.

Los padres aseguran que la niña aumentó de peso. “Estaba gordita y cachetona hasta que empezó la diarrea”. Recorrieron tres hospitales en busca de una solución para la enfermedad. “Empezó a adelgazar, la llevamos al Hospital de Niños de Veritas, hasta el Universitario. En ningún lado nos la internaron. Si en los primeros días la hubiesen tratado, no estaría ahora en estas condiciones”.

Milena pesa ahora cuatro kilos 700 gramos. Debe alimentarse de fórmula mientras su madre recupera la producción de leche.

En el hospital, la lista de medicamentos y las necesidades de Milena crecen con los días. Requiere Ranitidina, Lactovac, Ceftriaxona, un obstrurador, fórmula de cero a seis meses, pañales desechables, toallitas húmedas y un termo. Quien desee colaborar puede comunicarse con la familia al 0412-7881949 ó 0424-6668369.

Entre el ir y venir de emergencias, Miller perdió su empleo y se agotaron sus recursos para costear más medicamentos y exámenes. Para ahorrar el más mínimo centavo camina desde su casa, en Haticos, hasta el hospital, en el centro de Maracaibo. “Trato de llevarles lo mejor. A la Nena, como le dicen por cariño a la bebé, y a su madre. Pero ya no puedo con lo poco que puedo trabajar y lo poco que pagan. Astrid come una vez al día. En esta situación, hasta a ella se me hace difícil darle las tres comidas”.

Cactus24 (27-08-2019)