“Esperen que se caiga el poste”, fue la respuesta que recibieron por parte del personal de Corpoelec los habitantes de la calle Comercio entre Brasil y Perú de Punto Fijo, cuando en septiembre del año pasado le manifestaron el peligro que representaba la inminente caída de un poste corroído en sus bases.

A las 3:30 de la tarde de este sábado el momento esperado llegó, la fuerte brisa que azota la ciudad lo derrumbó; cables y guayas cayeron, artefactos electrodomésticos se quemaron y unas 30 viviendas quedaron sin energía eléctrica.

“Esperen que se caiga el poste”, fue la respuesta que recibieron por parte del personal de Corpoelec los habitantes de la calle

Con la premura del caso los afectados comunicaron la novedad a la empresa eléctrica, “llegó un trabajador en una camioneta a verificar la situación, se comunicó con una cuadrilla recogieron, nos entregaron los cables y se llevaron las guayas, hasta esta hora (9:00 a.m) no se han reportado por acá ni han restablecido el servicio, dijo a Cactus24 Mireya Gutiérrez.

“Esperen que se caiga el poste”, fue la respuesta que recibieron por parte del personal de Corpoelec los habitantes de la calle

Hace seis meses los vecinos acudieron a la oficina de Corpoelec de la avenida Ramón Ruiz Polanco, consignaron un informe completo y fotografías que daban cuenta de los daños del poste; los recibieron y prometieron que en 15 días instalarían uno nuevo pero la comunidad correría con los gastos y mano de obra de albañilería, “Nunca cumplieron, esto era lo que estaban esperando que se cayera poniendo en peligro la vida de los peatones y de las personas que por aquí circulan con sus vehículos”, indicó Ernesto Vergel.

“Esperen que se caiga el poste”, fue la respuesta que recibieron por parte del personal de Corpoelec los habitantes de la calle

Fotos cortesía

Cactus24 11-03-18

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.