Selfitis, la obsesión que día a día cobra más víctimas

El uso del teléfono celular se ha convertido en los últimos años en objeto de estudio por parte de la comunidad científica, debido a la insaciable demanda que tienen las personas con estos dispositivos

Un teléfono celular es una adicción real y preocupante.  Un estudio por parte de la Universidad Nottingham Trent y la Escuela de Administración Thiagarajar, en la India, dio a conocer que existe una nueva enfermedad propiciada por el uso de un celular: la ‘selfitis’.

Si eres una de las personas que pasan un tiempo considerable tomando selfies para subirlas a las redes sociales con la intención de conseguir la aprobación de tus contactos, podrías tener un problema de autoestima, señalan los científicos.

Este artículo define a la ‘selfitis’ como un deseo obsesivo compulsivo de tomarse fotos y publicarlas en las redes sociales, como una manera de compensar la falta de autoestima y llenar un vacío en la intimidad.

Janarthanan Balakrishnan y Mark Griffiths exponen en sus investigaciones que existen diferentes niveles de adicción, donde el primero de ellos es catalogado como límite: que habla de personas que se toman selfies al menos tres veces al día sin publicarlas en sus redes sociales.

Le siguen el nivel agudo y crónico, que se refiere a los casos donde las personas se ven necesitadas a tomarse entre 3 y 6 fotografías al día para subirlas a las redes sociales.

Janarthanan Balakrishnan y Mark Griffiths definen de la siguiente manera a esta adicción:

-El deseo obsesivo compulsivo de tomarse fotos y publicarlas en las redes sociales.

-Responde a una manera de compensar la falta de autoestima y llenar un vacío en la intimidad.

-Puede ser peligroso cuando quienes lo padecen muestran síntomas similares a otros comportamientos potencialmente adictivos.

-Factores analizados: mejora del entorno, competición social, búsqueda de atención, cambios de humor, autoconfianza y conformidad social.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR