Segunda Línea de Producción VIT, una ventana al mercado internacional

Para continuar dando impulso al desarrollo tecnológico nacional y garantizar la seguridad en la información estratégica de las diversas instituciones del país, Venezolana de Industria Tecnológica (VIT), la Fábrica del Computador Bolivariano activó su segunda línea de multiproducción durante el último trimestre de 2015.

El acto inaugural de este proyecto coincidió con el 3er Aniversario de la “Victoria Perfecta” alcanzada por el líder de la revolución Hugo Chávez en las elecciones presidenciales del año 2012, motivo por el cual, el 07 de octubre del presente año, el presidente Nicolás Maduro, en compañía de su equipo de Gobierno, lideró la puesta en marcha de este espacio de vanguardia tecnológica para la nación.

- Anuncios -

Durante este evento, Nicolás Maduro indicó que “las altas tecnologías en Revolución son un derecho del pueblo” y mostró a todo el país en Cadena Nacional de Radio y Televisión las herramientas informáticas hechas por manos venezolanas desde la Casa del Computador Bolivariano, enfatizando que los estándares de calidad bajo los cuales son producidos estos equipos se equiparán con las mejores tecnologías en el ámbito mundial.

Al respecto, el ingeniero Jorge Michinaux, presidente de esta Industria Tecnológica fundada en el año 2005 gracias a un convenio entre la República Popular China y nuestro país, destacó con orgullo que esta fábrica socialista es la primera empresa en la producción de herramientas informáticas de Venezuela alcanzando un millón de equipos producidos y que desde hace dos años es considerada líder en la venta de servidores en el territorio nacional, hecho que sin dudas se verá reafirmado y catapultado con el reciente arranque de la Segunda Línea de Producción VIT.

Gracias a esta segunda línea de multiproducción se espera sumar a la capacidad instalada de 150.000 unidades anuales (entre equipos de escritorio, portátiles, tabletas y equipos todo en 1) con que cuenta Línea 1 en un turno de trabajo, un total de 100.000 computadores de alta gama y alrededor de 6000 servidores por año, siguiendo un esquema de producción combinada que permitirá incrementar significativamente la cobertura de la demanda nacional y dará apertura al mercado internacional.

Para conocer la historia y antecedentes de este nuevo espacio de la Casa del Computador Bolivariano, conversamos con varios de sus pioneros, quienes junto a un equipo integrado por personal venezolano y chino posibilitaron la puesta en marcha de esta instalación epicentro de la avanzada tecnológica que bajo la Zona Económica Especial se construye en la Península de Paraguaná.

Rafael Marín, Gerente de Desarrollo Tecnológico, trabaja en VIT desde hace 10 años y desde el año 2012 junto al Presidente de la empresa, Ingeniero Jorge Michinaux y a un grupo de profesionales conformó la avanzada que se encargó de concebir el proyecto, realizar los estudios e investigaciones pertinentes y adaptarlo a las necesidades y características de nuestro país como paso preliminar a lo que sería la instalación de la línea.

Al respecto, Marín relató: “Cuando decidimos instalar una segunda línea de producción fue basándonos en la necesidad de muchas personas de tener acceso a herramientas tecnológicas y que la primera línea tenía una limitante en cuanto a la variedad de productos que podíamos generar. De allí que decidimos hacer una línea especial que permitiera hacer tanto servidores que era un área desatendida por VIT dado que no teníamos ese tipo de producto por ser un equipo más complejo y estratégico a nivel de una organización y sin descuidar el aumento de la atención a la demanda de PC. Fue allí cuando surgió la iniciativa de hacer una línea especial que fuera híbrida o multiproducto, en la cual pudiéramos hacer tanto pc, como todo en uno, portátiles, pero también servidores y sistemas de almacenamiento masivos, es decir, equipos de gran volumen.”

“Para esa fecha, año 2012, el ingeniero Jorge Michinaux, Presidente de VIT fue uno de los principales impulsores de esta idea activando todos los mecanismos para materializarla, elevándola a nivel de Ministerio de Industrias y Presidencia de la República, quienes no solo autorizaron sino que apoyaron al máximo el desarrollo de este trabajo con el respaldo de la empresa China INSPUR”, precisó Rafael Marín.

Marín expresó que evitar las puertas traseras era y sigue siendo uno de los intereses primordiales de este proyecto y al respecto relató: “a pesar de experiencias infructuosas en la producción de servidores de otras empresas dedicadas al ramo, nosotros seguimos adelante con el proyecto al considerar que el mercado nacional había estado inundado de marcas internacionales y un resultado nefasto de ello se produjo durante el paro petrolero, momento en el cual los servicios y servidores de la principal empresa del país fueron activados y desactivados remotamente, evidenciando la gran debilidad y las puertas traseras en los equipos; hecho que llamó nuestra atención para ahondar en el tema. Allí decidimos que ese era el momento para abrirnos a la producción de servidores para la nación”.

Es por ello que en 2013 se dio inicio a la comercialización de servidores conceptualizados en cuanto a diseño y configuración por nuestro equipo de profesionales pero hechos en China, sin embargo, de manera casi simultánea se estableció una hoja de ruta de la forma en que debía ejecutarse el proyecto de construcción de la segunda línea , el diseño, la selección del personal encargado para su formación y comenzó el proceso de mudanza del almacén de piezas y partes del producto terminado a un nuevo galpón que se concluyó en el año 2014, quedando disponible para mediados de ese mismo año el espacio donde funcionaría la nueva línea de producción.

“La selección de esta área fue estratégica puesto que colocar una línea al lado de la otra nos permitiría tener una mejor circulación del producto terminado, hacer los despachos, la recepción de la materia prima, lo procesos de aseguramiento de la calidad, entre otros”, afirmó Marín.

Proceso de Formación en la República Popular China

“Se dio luego de una planificación detallada no sólo dentro sino fuera del país, seleccionando al personal que participaría tanto en Venezuela como en China de la formación necesaria para llevar adelante el proyecto. Es por eso que en el año 2014, tuvimos la oportunidad de conocer en China la línea de producción de INSPUR, respecto a los servidores y tomar conocimientos y referencias de lo que esperábamos hacer aquí con nuestras adaptaciones y mejoras de acuerdo a la infraestructura de nuestra planta”, destacó Marín.

Otro de los integrantes de este proyecto es Rodrigo Rodríguez, Jefe de Investigación Tecnológica de VIT, quien junto a Rafael Alfín, Robinson Trocoso, Rafael Marín, Johan Márquez, Ángel Rodríguez, Osiel Sánchez y Argenis Acosta integró el equipo de venezolanos que en el año 2014 visitaron la República Popular China para recibir la formación necesaria que posibilitara la transferencia tecnológica y de conocimientos de este proyecto.

Rodríguez relata que “por espacio de 40 a 50 días este equipo de profesionales estuvo en las líneas de producción de INSPUR en Jinan, Provincia de Shandong para conocer todas sus áreas y recibir conocimientos relacionados específicamente con la producción de servidores por parte de los especialistas chinos siguiendo un esquema de aprender haciendo y mediante la observación directa conocer el proceso, el tratamiento de los desechos generados por la producción y desde el punto de interés de cada gerencia cada compañero realizaba preguntas relacionadas al área de su competencia y a la adaptación que realizaríamos en Venezuela, lo cual permitió tener la inducción básica respecto a este tema para cuando la línea de producción se instalara en nuestro país.”

Adecuación e instalación de Línea 2

En paralelo, se estaba ejecutando la obra civil para la adecuación de los espacios, de modo que en primer término se construyó un piso antiestático, conductivo, disipativo que permitiera hacer todas las descargas electroestáticas del cuerpo de los técnicos para evitar dañar los componentes, se realizó la adecuación del techo tipo cielo raso, iluminación, sistema contraincendios, extinción, aire acondicionado y se inició con el proceso de instalación de la línea.

Rodríguez describió que “en el segundo semestre de 2015 se inició el ensamblaje de la Línea con 17 compañeros provenientes de China, especializados en distintas áreas: electricidad, mecánica, electrónica, sistemas de control, quienes se encargaron junto a un grupo de venezolanos de realizar el ensamblaje de la segunda línea de producción que significó además un proceso de transferencia ya que el personal venezolano se adiestró y participó activamente en la instalación”.

Este proceso duró alrededor de dos meses y 10 días en los que se procedió a instalar toda la estructura mecánica, es decir, las cintas transportadoras y elevadores, los motores y cableado, la construcción del cuarto de envejecimiento, la instalación eléctrica y de sensores, la instalación de transformadores, UPS, alta y media tensión y aire acondicionado, cerrando de esta manera todo el ciclo de la línea de producción.

Seguidamente, se instalaron los cables de redes y comunicaciones de toda la línea y el cuarto de envejecimiento y posteriormente se comenzó el ciclo de pruebas piloto o de ensayo para verificar el funcionamiento de los sensores, motores, elevadores y actuadores de la línea, haciendo los ajustes necesarios para su correcto funcionamiento.

Formación de personal operativo de la segunda Línea

Por otra parte, en 2015, cuando ya estaba finalizando el proceso de ensamblaje “se inició una segunda fase de capacitación donde varios de los compañeros que recibimos formación en China debimos multiplicar la información al personal asignado a esta área mediante una serie de adiestramientos que les permitirían adaptarse a su nuevo puesto de trabajo conociendo el nuevo proceso productivo de la fabricación de servidores desde el ensamblaje del chasis. Esta formación se desarrolló durante unas tres semanas y estuvo dirigida al equipo de producción, aseguramiento de la calidad y desarrollo tecnológico, así como a la gerencia de post-venta y comercialización. Concluida esta formación se inició la fase de producción ensayada que permitió al personal iniciar el ensamblaje de los primeros servidores”, relató Rodrigo Rodríguez.

Una nueva fuente de divisas para la nación

La apertura a la ruta exportadora anunciada por el propio presidente Nicolás Maduro durante la inauguración de esta nueva línea de producción es una de las tareas en las que actualmente se trabaja en Venezolana de Industria Tecnológica (VIT), al respecto el Ingeniero Rafael Marín destacó que a la fecha se han sostenido varias reuniones con el Viceministro de Industrias Intermedias y Ligeras Carlos Farías, quien en nombre de la máxima autoridad del Ministerio de Industrias y Comercio José David Cabello ha sumado sus esfuerzos a fin de ir consolidando este nuevo proyecto. “Hemos venido trabajando en conversaciones con Cuba, Panamá, Sudáfrica y Trinidad y Tobago donde participamos en el evento Venezuela Exporta, buscando opciones para exportar. Estamos bastante activos reuniéndonos con embajadas y cancillerías para desarrollar en conjunto la ruta de exportación”.

Es así como la Fábrica del Computador Bolivariano, Venezolana de Industria Tecnológica VIT, empresa adscrita al Ministerio del Poder Popular para Industria y Comercio en consonancia con el Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019, avanza a pasos agigantados hacia el logro del tercer objetivo histórico que persigue “Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la Gran Potencia Naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en Nuestra América”.

Para ello, la apropiación de la tecnología, el establecimiento de alianzas estratégicas que permitan la transferencia y el impulso de un desarrollo tecnológico liderado por venezolanos y adaptado a las características y necesidades de nuestro país son los principales pilares en los que se sustenta esta fábrica que durante una década constituye la punta de lanza para la democratización del acceso del pueblo a la tecnología y hoy en día amplía sus horizontes de crecimiento haciendo de la comercialización de sus productos en mercados internacionales una fuente de divisas que contribuya a dinamizar la economía nacional demostrando que la independencia tecnológica propuesta por el comandante Hugo Chávez y respaldada por el presidente obrero Nicolás Maduro es un hecho realizable de la mano de la Revolución.

Cactus24/ Prensa VIT (30/11/2015).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
Loading...
COMPARTIR