Secuestro en Puerto La Cruz finalizó con el rehén muerto y dos delincuentes abatidos

El taxista José Rafael Villarroel Caguana, de 30 años de edad, resultó muerto en Puerto La Cruz, luego de ser secuestrado por dos sujetos, quienes cayeron abatidos por una comisión de la Policía Municipal de Sotillo (Polisotillo).

Fuentes extraoficiales indicaron que todo inició en horas del mediodía de este miércoles 22 de mayo, cuando Villarroel salió a trabajar en su vehículo Cherry Orinoco, color blanco.

Al desplazarse por las vías, los hampones le pidieron de sus servicios haciéndose para por clientes.

Fue cuando lo sometieron a punta de pistola orientándolo hacia el barrio Las Delicias a toda velocidad con un disparo en pecho.

Supuestamente para luego pedir dinero.

Refriega

Cuando cruzaban por la calle Montes, cerca de la sede de Bomberos de la ciudad porteña, José Rafael avistó una patrulla de Polisotillo, frenó de forma inesperada para alertar a los funcionarios sobre lo que le sucedía.

Con mucha pericia el taxista salió corriendo de su auto malherido a pedirle ayuda a los policías.

Los delincuentes intentaron escapar, oficiales les dieron la voz de alto pero la desacataron al enfrentarse a tiros.

Tras el cese de las detonaciones, los antisociales, que no han sido identificados, se desplomaron al ser impactados por los proyectiles en la cabeza. Los trasladaron al hospital Dr. Luis Razetti de Barcelona y allí murieron a la 1:00 pm, al igual que Villarroel.

Los cadáveres fueron llevados por detectives del Eje de Investigaciones contra Homicidios del Cicpc, base central, a la morgue del Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf) situado en Tronconal III.

 

 

Cactus24 (23-05-2019)