Adam Curlykale, de 32 años originario de Kaliningrado, Rusia. Tiene casi el 90% de su cuerpo tatuado incluidos los globos oculares, por ello, decidió extirpar sus genitales puesto que era lo poco que quedaba sin tatuar.

El joven ruso decidió someterse a un procedimiento para retirarle su pené, los pezones y los genitales, debido a que interferían con su aspecto físico, según relató.

De acuerdo con medios locales, tuvo que viajar hasta un hospital en Guadalajara, México, para poder someterse a la operación.

Curlykale fue diagnosticado con un cáncer de intestino a los 22 años, tras someterse a sesiones de radioterapia, quimioterapia, terapia molecular y terapia con células madre, su sistema inmune quedó tan debilitado que sufrió varias afecciones en su piel, como el albinismo.

Fue así como decidió ir cubriendo su cuerpo con tinta, dejando solo las palmas de las manos y las plantas de los pies libres de tatuajes, sin embargo, reveló que su objetivo es tener el 100% de su cuerpo tatuado, por lo que las partes que aún le faltan pronto las cubrirá con tinta, según reseñó el portal web La Prensa.

“Siempre supe que era diferente del resto de la sociedad” aseveró; “Mi color favorito, por ejemplo, siempre ha sido gris, en diferentes tonos, y es por eso que mi color de piel actual es el grafito”, expresó.

Cactus24 (25-07-2018)