La saliva aumenta el deseo sexual en la pareja

La saliva aumenta el deseo sexual en la pareja
La saliva, además de mantener húmeda la boca, es un afrodisiaco y lubricante natural que permite a la pareja alcanzar un alto nivel de excitación y placer en la intimidad. Pero, ¿cómo utilizar y controlar este elemento natural en nuestro beneficio para mejorar el deseo sexual de nuestra pareja? A continuación te damos las claves para ello:

Besos

Un estudio realizado por la antropóloga Helen Fisher a través de la Universidad de Rutgertreveló que la saliva contiene pequeñas cantidades de testosterona que aumentan el deseo sexual de nuestra pareja cuando le damos un beso. Por supuesto, la forma en la que damos ese beso también influye en el nivel de excitación, siendo preferibles los besos intensos y apasionados.

Pezones

Si quieres un encuentro ardiente de verdad con tu pareja, debes utilizar la saliva de tu boca para activar sus pezones. Comienza desde la unión de sus axilas y ve bajando con la lengua hacia su pecho.

Cuando llegues a los pezones, rodea la areola con masajes de lengua y sopla sobre ésta para dar un contraste de temperaturas. En este momento tu pareja sentirá que roza el cielo con los dedos de sus manos. Para hacer que alcance el éxtasis total, solo tienes que succionar el pezón, ¡la saliva hará el resto!

Caricias húmedas en la entrepierna

¿Sabías que en la entrepierna hay un punto de terminaciones nerviosas conectadas directamente con el pene del hombre? Recorre ese punto con tu boca y realiza pequeñas succiones en su piel.

Tras un par de estas, lame en distintas direcciones y con diferentes movimientos. La saliva abrirá los sentidos de tu chico alcanzando un placer máximo. Si acompañas todo esto de sexo oral, ¡el orgasmo está garantizado!

Dedos

En las yemas de los dedos también tenemos terminaciones nerviosas que puedes activar a través de la saliva. Puedes sacar al exterior todos los instintos de tu pareja succionando y lamiendo la unión entre sus dedos pulgar e índice. ¡Placer seguro!

Sabor

Según un estudio del Instituto de Anatomía Humana de la Universidad de Florencia, el sentido del gusto es otro factor fundamental en la activación de los mecanismos sexuales ya que la química entre dos personas se potencia cuando estas mezclan sus salivas, prueban su piel y disfrutan de sus fluidos: semen y sudor.

Recuerda que en el terreno sexual todo está permitido siempre y cuando haya respeto entre ambos. ¡Aprovéchate de los beneficios de la saliva y disfruta al máximo!.

Fuente Nuevamujer

Cactus24 27-05-18

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR