Sacerdote fue condenado a ocho años de cárcel por abusos sexuales

El sacerdote Rándall Villalobos Chaves, quien sirvió en San José, Costa Rica fue condenado a ocho años de cárcel por abusos sexuales.

La sentencia fue dada a conocer la tarde de este 18 de febrero por la Curia Metropolitana en un comunicado, que se limitó a indicar que la sentencia aún no estaba en firme, sin proporcionar detalles sobre los hechos de los que se encontró culpable al presbítero de 50 años ni señalar el número o fecha de la resolución.

Blom

 

Dicha nota de prensa sí manifiesta que las acciones castigadas se remontan al 2014.

En agosto de ese año, un hombre mayor de edad denunció ante la Fiscalía  de San José un supuesto abuso acaecido en octubre de 2013.

Según el testimonio de la víctima, publicado el 16 de diciembre de 2019 por el diario La Nación, el ilícito ocurrió cuando en el religioso invitó al hombre a ver una película en su cuarto en la casa curul de la parroquia.

El ofendido tenía más de un año de colaborar en ese templo como encargado de decoración y sostenía una buena relación con Villalobos Chaves.

Posteriormente, también en agosto de 2014, un menor denunció una violación y dos supuestos abusos que habrían ocurrido en 2005 .

Debido a este mismo caso, el Tribunal Penal  dictó una absolutoria por certeza en favor del sacerdote el 18 de junio de 2018, luego de que el órgano jurisdiccional determinara -aún después de escuchar a más de 10 testigos y el testimonio de los 2 afectados- que no se lograron probar los delitos acusados. Además, los jueces señalaron en esa oportunidad que los relatos de las víctimas no eran creíbles.

En vista de lo anterior, el Ministerio Público apeló lo resuelto ante el Tribunal de Apelación que el 28 de octubre de 2019 anuló la absolutoria y ordenó la realización de un nuevo juicio; mismo por el que ahora Villalobos Chaves recibió ocho años de prisión.

Tras las denuncias presentadas en su contra en 2014, el cura fue relevado de las responsabilidades pastorales y solo se le permitió celebrar sacramentos en privado, según la Curia Metropolitana.

Con la nueva sentencia, al religioso se le suspendió del ejercicio del ministerio. Además, una vez que quede en firme la condena, será remitido al Vaticano para proceder como corresponda.

Cactus24/19-02-2021