La guanábana es muy medicinal; el jugo de la fruta es diurético; Combate las amebas y toda clase de lombrices. La guanábana tiene muchísimas propiedades curativas.

Las hojas, en forma de té, son muy fortificantes para el estómago, son antiácidos naturales y ayudan a la digestión. Igualmente, combaten la albúmina y, debido a su efecto sobre la eliminación de ácido úrico, la guanábana alivia el dolor y la inflamación en casos de gota, artritis y reumatismo articular.

El jugo de guanábana ayuda a controlar la hipertensión arterial y a eliminar el colesterol y los triglicéridos dañinos, provocando efectos saludables sobre la circulación sanguínea en todos los niveles.

Las semillas son irritantes pulverizadas en alcohol por varios días sirven de insecticidas y para los piojos. Las hojas cocidas curan las diarreas y los vómitos.

La tintura de las semillas son un poderoso vomitivo que no se debe usar sin que lo permita un médico.

La guanábana, comida cruda o en jugo, facilita la eliminación de materia fecal y residuos de alimentos.  Por ello, combate el estreñimiento, alivia la inflamación del colon y protege la flora intestinal constituyéndose en un depurativo general excelente para la limpieza del organismo.

El jugo de guanábana es refrescante y calma la fiebre y el calor alto. La guanábana es muy provechosa para el sistema nervioso, controla la ansiedad, la depresión, las palpitaciones y el estrés.  Produce calma y relajación.

El jugo se recomienda a las parturientas porque tiene la virtud de incrementar la leche de la madre tan necesaria para el desarrollo sano y saludable del recién nacido.

El consumir guanábana de rutina en la dieta previene contribuye al tratamiento del cáncer, en especial el cáncer del colon y de los órganos digestivos.

Remedios populares

Remedio con guanábana para las digestiones pesadas: Verter 2 o 3 hojas estrujadas de guanábana en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar 1 taza, bien caliente, cuando se sienta la molestia. Añadir 1/2 cucharadita de anís para incrementar su poder curativo.

Remedio con guanábana para la colitis: Dejar macerar un puñado de cebada y otra de linaza por separado, cada uno en una taza de agua por 12 horas.  Colocar el contenido, colado, en la licuadora junto con 1 zanahoria picada y 2 cucharadas de la pulpa de guanábana.  Licuar por unos instantes.  Tomar 2 tazas de este jugo al día.

Remedio con guanábana para la flatulencia: Colocar en una licuadora 1 rebanada de papaya picada, medio mango picado y 2 cucharadas de pulpa de guanábana.  Añadir 1 cucharada de avena.  Licuar por unos instantes.  Tomar 2 tazas de este jugo al día.

Remedio con guanábana para prevenir los resfriados: Poner en la licuadora media naranja pelada, una rebanada de piña picada, 2 kiwis picados y 2 cucharadas de pulpa de guanábana.  Licuar por unos instantes.  Tomar este jugo una vez al día especialmente en la temporada de resfriados.

Remedio con guanábana para la gota: Picar una rama de apio, lavar 3 fresas y picarlas, y extraer 2 cucharadas de pulpa de guanábana. Colocar todos estos ingredientes en la licuadora y añadir el agua de una alcachofa que ha sido dejada en maceración por 12 horas.  Licuar por unos instantes y tomar este jugo a diario.

Remedio con guanábana para la ictericia: Cortar una guanábana verde en trozos y quitar las semillas. Poner en la licuadora junto con agua. Después, licuar y agregar, si se desea, miel para mejorar su sabor.

Remedio con guanábana para la hipertensión: Hervir  2 hojas de guanábana y 2 hojas de naranja en medio litro de agua por 10 minutos. Retirar de fuego y dejar enfriar.  Beber este remedio dos veces al día

Remedio con guanábana para el cáncer (preventivo): Hervir 1 rama de canela, 3 clavos de olor, 1 manzana en pedazos, 1 noni en pedazos y 1 rebanada de piña picada en cuadraditos en 1 litro de agua durante 10 minutos.  Después agregar harina de kiwicha y un pedazo de guanábana cortada y sin pepas. Luego, hervir por 5 minutos más. Retirar del fuego y dejar en reposo con la olla tapada. Endulzar, si se desea, con unas gotas de miel de abeja.  Beber de 1 a 2 cucharadas diarias. Conservar en un frasco de vidrio con tapa hermética en la refrigeradora.

Remedio con guanábana para el insomnio #1: Realizar una infusión de 3 a 4 hojas de guanábana en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar una taza tibia antes de dormir.  Éste es un remedio ligeramente sedativo que puede ayudar a inducir el sueño, y también sirve como antiespasmódico, reductor del colesterol, de los triglicéridos y de la tensión arterial.

Remedio con guanábana para el insomnio #2: Llenar un cojín de hojas de guanábana para inducir el sueño.

Remedio con guanábana para el eczema: Machacar varias hojas de guanábana y aplicar en emplasto sobre la zona afectada.

Remedio con guanábana para tumor cerebral: Verter  un puñado de hojas de guanábana en 1 litro de agua y hervir por 10 minutos.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego, tapar y dejar refrescar.  Filtrar y beber a lo largo del día.

Precauciones

Por su contenido en annonacina, coremixina y reticulina, el consumo de guanábana puede empeorar la evolución de la enfermedad de Parkinson, ya que parece inhibir la acción de las neuronas dopaminérgicas.

Fuente remedios caseros

cactus24 (06-06-17)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.