Ronald Acuña sobre su lesión: Gracias a Dios que no fue algo peor

En 24 horas, los Bravos pasaron de temer por la posibilidad de que Ronald Acuña hubiese sufrido una lesión que lo dejase fuera por toda la temporada, a pensar que podía estar de vuelta en el terreno dentro de dos semanas.

Luego de saber que el venezolano sólo sufrió un leve esguince de ligamentos en la rodilla izquierda y una contusión en la parte inferior de la espalda, lo que de cualquier forma lo mandó a la lista de lesionados de 10 días, Acuña se mostró aliviado.

“Me siento mejor que ayer (…) “Le doy gracias a Dios de que no fue algo peor”, dijo Acuña.

Acuña será elegible para ser activado el 7 de junio, un día libre para los Bravos. Si todo sale bien, el joven podría estar de vuelta en el lineup de los Bravos durante la serie de Atlanta ante los Dodgers en Los Ángeles del 8 al 10 de junio.

Tras ser evaluado el lunes, Acuña llegó al SunTrust Park y empezó a pedir que le dejasen jugar en el segundo juego de la doble cartelera contra los Mets. Eso les dio más razones para ser optimistas a los Bravos, que de cualquier manera lo inhabilitaron.

“Se siente mejor de lo que yo pensaba”, dijo el manager Brian Snitker. “Pero es mejor asegurarse; se trata de un muchacho joven. No quiero correr el mínimo riesgo de que pase algo pisando mal una base o una cosa por el estilo”.

Acuña se lesionó mientras corría en la séptima entrada del juego del domingo ante los Medias Rojas. Durante la jugada, el guardabosque se dobló de manera extraña la rodilla.

“Cuando pasó, sentí que no iba a poder caminar”, explicó Acuña. “Me estaba doliendo la pierna. Y después me empecé a sentir un poco mareado”.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.