Renée Zellweger cuenta sobre su cambio físico y dificultades que tuvo que enfrentar  

Tras seis años retirada del mundo del espectáculo, la protagonista del «Diario de Bridget Jones», Renée Zellweger, ha regresado por todo lo alto y se presenta como una de las protagonistas de la gala de los Oscar, que tendrá lugar este domingo, por su papel en la película «Judy». Su nombre suena ahora como uno de los favoritos para llevarse la estatuilla en la categoría de Mejor Actriz, pero durante mucho tiempo la intérprete consiguió convertirse en una auténtica desconocida para el público.

Hace tan solo unos meses, confesó que tras grabar la trilogía de películas que la catapultó a la fama su salud mental se vio muy deteriorada, cayendo en una depresión, lo que ocasionó el parón en su carrera entre 2010 y 2016. «No estaba sana. No me cuidaba. Era la última cosa de mi lista de prioridades», dijo en una entrevista para la revista Vulture. La intérprete tuvo entonces que acudir a un especialista: «Me dijo que pasaba el 99% de mi vida como personaje público y solo una pequeña parte del tiempo viviendo mi vida real. No podía seguir así, no podía tener cosas que hacer todo el tiempo, ni saber por adelantado lo que iba a hacer los dos siguientes años de mi vida».

Blom

 

«Ya no podía mirarme más, pero tampoco escucharme hablar. Era hora de que me tomara un descanso. Sentí la necesidad de entrar en una especie de silencio para escuchar mejor a los demás y comprender mejor la vida. Dejando Hollywood, me hice más fuerte. Aprendí mucho de esta experiencia y me permitió volver a Hollywood con otro estado de ánimo», confesó a la revista Closer. Así, fue. Zellweger se apartó de la vida pública, tiempo durante el que no se supo prácticamente nada de ella.

Irreconocible

Tras su reaparición llamó poderosamente la atención su gran cambio físico. «Estoy contenta de parecer diferente, porque estoy viviendo una vida mucho más feliz y posiblemente esto posibilita que se vea que estoy sana», dijo tras su reaparición. Y es que, a pesar de su paso por quirófano es más que evidente -su reaparición consiguió hacerse viral- ella insiste en que no se practicó ninguna cirugía estética. «Puede sorprender, pero no me han tocado esas críticas. Admito, sin embargo, que este periodo me resultó extremadamente violento, pero creo que me hizo aún más fuerte. De hecho, es bastante extraño, pero estos comentarios me hicieron sentirme mejor conmigo misma, aprendiendo más sobre quién era yo como mujer, como persona», dijo en relación a esta polémica.

Sobre su vida amorosa, siempre se ha mostrado muy hermética. Se le ha relacionado con Jim Carrey, George Clooney y el músico Jack White. Se casó con el también músico Kenny Chesney, pero su matrimonio no duró más de cinco meses y fue anulado por motivos de «fraude». También salió con Bradley Cooper y desde 2013 sale con el guitarrista y cantante Doyle Bramhall II. Sobre sus deseos de ser madre, se muestra tajante: «No necesito tener hijos para ser feliz».

Inicios

Renée Zellweger nació en Texas en 1969, convirtiéndose en la menor de dos hermanos y fruto de un matrimonio de inmigrantes. Su padre, de quien heredó el apellido, nació en Suiza, mientras que su madre lo hizo en Noruega. Antes de adentrarse en el mundo de la fama, Zelly, como la llamaba su entorno más íntimo en 1987 decidió trasladarse a Austin para estudiar arte dramático, y fue a través de su trabajo de camarera como consiguió costeárselo. Finalmente, se mudó a Los Ángeles en busca de nuevas oportunidades como actriz./Información de ABC.

Cactus24 (09-02-2020)