Realizan por primera vez un trasplante de vértebras humanas

Un instituto ortopédico de Bolonia (Italia) ha logrado por primera vez realizar un trasplante de vértebras humanas. La operación reemplazó cuatro vértebras por otras cuatro sanas conservadas en el Banco de Tejido Musculoesquelético de la región, informó este miércoles Alessandro Gasbarrini, director de cirugía vertebral oncológica y degenerativa que lideró el equipo médico.

Concretamente padecía cordoma, un tumor óseo cancerígeno que aparece sobre todo en la columna vertebral o en la base del cráneo. En este tipo de cáncer las vértebras quedan carcomidas y tienden a romperse.

Blom

 

Ahora se ha conocido la noticia de que los médicos lo sometieron el pasado 6 de septiembre a una operación que nunca se había experimentado: Una parte de la columna vertebral fue sustituida por cuatro vértebras humanas El paciente le debe la vida al equipo médico del Rizzoli, encabezado por el director de Cirugía vertebral, Alessandro Gasbarrini, quien explicó la intervención en una rueda de prensa: «El paciente se estaba paralizando y hubiera tenido que enfrentarse a dolores que ni siquiera la morfina hubiera podido calmar.

Es lo peor que le puede ocurrir a una persona que ni siquiera sabe cuánto tiempo vivirá. Los médicos que le hacían la radioterapia tenían una exigencia: Eliminar el tumor, es decir, las vértebras, pero sin tener que poner injertos de metal para cubrir la médula porque la radioterapia no hubiera sido eficaz».

En consecuencia, se descartaron las opciones disponibles, como prótesis de titanio o injertos de otros tipos de huesos. Por primera vez de decidió recurrir a obtener las vértebras humanas de un donante. «Hasta ahora –explicó el doctor Gasbarrini- las vértebras se han reemplazado con diáfisis de fémur, un hueso de otra zona anatómica, con una estructura diferente de la vértebra y una menor posibilidad de integración.

La implantación de las cuatro vértebras en el paciente nos acerca al objetivo de una fusión perfecta con su columna vertebral y optimiza un curso de tratamiento con radioterapia, que no habría sido compatible, por ejemplo, con una prótesis de titanio».

Ante este gran desafío médico, «el paciente aceptó de inmediato con gran confianza la perspectiva de esa operación quirúrgica», dijo el doctor Gasbarrini. «Reconstruimos –añadió- la columna vertebral del paciente de la manera más similar a la conformación natural, restaurando una anatomía perfecta gracias a la implantación de un hueso con una estructura idéntica a la que tuvimos que extirpar debido al tumor».

Nueva vida del paciente

Cuando han pasado ya cuarenta días desde el trasplante o injerto, los médicos afirman con seguridad que el paciente «se encuentra muy bien». Ha iniciado ya una nueva vida. «Después de tres días de la operación pudo ponerse en pie», destacó el doctor Gasbarrini.

Cactus24 (17-10-2019)